Sentencia/Opinión disidente nº 123 de Tribunal Supremo, Julio 16, 1999

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
EXTRACTO GRATUITO

99TSPR123

En el Tribunal Supremo de Puerto Rico

Administración de TerrenosPeticionaria

V.

Unión Independiente de Empleados de la Administración de Terrenos

Recurrido

 Certiorari

99 TSPR 123

 

Número del Caso: CC-1998-0227

Abogada de la Parte Peticionaria:

Lcda. Amelia Fortuño Ruiz

Abogado de la Parte Recurrida:

Lcdo. Jaime E. Cruz Alvarez

Agencia Administrativa:

Junta de Relaciones del Trabajo

Tribunal de Circuito de Apelaciones:

Circuito Regional I San Juan

Juez Ponente:

Hon. Giménez Muñoz

Fecha: 7/16/1999

Materia: Revisión de Decisión Administrativa

Este documento constituye un documento oficial del Tribunal Supremo que está sujeto a

los cambios y correciones del proceso de compilación y publicación oficial de las

decisiones del Tribunal. Su distribución electrónica se hace como un servicio público a

la comunidad.

EN EL TRIBUNAL SUPREMO DE PUERTO RICO

Administración de Terrenos

Peticionaria

v.

Unión Independiente de Empleados

de Administración de Terrenos CC-1998-227

Recurrida

SENTENCIA

San Juan, Puerto Rico, a 16 de julio de 1999.

La peticionaria, Administración de Terrenos de Puerto Rico (en lo

sucesivo "la Administración"), recurre ante nos mediante certiorari,

solicitando que revisemos la resolución dictada por el Tribunal de Circuito de

Apelaciones denegando la expedición del recurso de revisión de una decisión emitida por

la Junta de Relaciones del Trabajo de Puerto Rico (en lo sucesivo "la Junta").

En esta resolución el tribunal apelativo confirmó la decisión de la Junta a los efectos

de incluir el puesto de Secretaria Ejecutiva Gerencial de la Administración en la unidad

apropiada de negociación colectiva representada por la Unión Independiente de Empleados

de la Administración (en lo sucesivo "la Unión").

Luego de examinar y analizar los autos, así como los alegatos de las

partes, procede revocar la resolución del Tribunal de Circuito de Apelaciones. Concluimos

que el puesto de Secretaria Ejecutiva Gerencial debe ser excluido de la unidad apropiada

de negociación colectiva representada por la Unión.

El 16 de noviembre de 1995, la Unión presentó ante la Junta una

petición para la clarificación de unidad apropiada de negociación colectiva

representada por dicho grupo laboral. Solicitó que se incluyera un total de cinco puestos

en la unidad apropiada, entre los cuales se encontraba el de Secretaria Ejecutiva

Gerencial.

Para realizar la correspondiente determinación, la Junta asignó el

caso a un jefe examinador, quien comenzó una investigación mediante entrevistas e

interrogatorios al personal pertinente, además del estudio de evidencia documental. El 5

de septiembre de 1996, el jefe examinador rindió un informe con su recomendación. En

cuanto al puesto de Secretaria Ejecutiva Gerencial, recomendó que debía permanecer

excluido de la unidad apropiada, ya que la persona que ocupaba este puesto recibía

instrucciones directas del Director de la División de Servicios Generales y tenía acceso

inmediato a información gerencial confidencial. Recomendó la inclusión de otros

puestos, no pertinentes al caso ante nos, en la unidad apropiada.

En reacción a esta recomendación, tanto la Unión como la

Administración presentaron escritos de excepciones. El 17 de octubre de 1996, la Junta,

luego de examinar y analizar el informe y los referidos escritos, resolvió la

controversia parcialmente en cuanto a algunos de los puestos. En lo concerniente a los

puestos de Secretaria Ejecutiva Gerencial y de Oficial de Recursos Humanos I, determinó

que un juez administrativo debería presidir una audiencia pública con el objeto de

dilucidar las dudas que presentaba el informe rendido por el oficial examinador y estudiar

a fondo la controversia específica en cuanto a estos cargos.

Cumpliendo con la determinación de la Junta, el juez administrativo

celebró una audiencia pública y el 28 de mayo de 1997 rindió su informe y

recomendación a la Junta. En cuanto al puesto de Secretaria Ejecutiva Gerencial,

recomendó que se incluyera en la unidad apropiada objeto de clarificación ya que según

éste, la prueba aportada por el patrono no demostró que dicho puesto tuviera acceso a

documentos y comunicaciones sobre asuntos de naturaleza laboral.

El 12 de agosto de 1997, la Junta adoptó la recomendación del juez

administrativo y emitió decisión y orden incluyendo el puesto de Secretaria Ejecutiva

Gerencial en la unidad apropiada de negociación colectiva que representa la Unión.

Oportunamente, la Administración presentó recurso de revisión ante

el Tribunal de Circuito de Apelaciones, alegando que la Junta había errado al incluir el

puesto en controversia en la unidad apropiada de negociación. El foro apelativo emitió

resolución el 30 de enero de 1998 confirmando las actuaciones de la Junta. Fundamentó su

determinación en que la decisión administrativa estuvo basada en el récord y que éste

tendió a probar que el puesto de Secretaria Ejecutiva Gerencial no está unido a los

puestos que formulan política obrero patronal, ni tiene conocimiento de esa política. La

Administración solicitó reconsideración de dicha determinación, la cual fue declarada

no ha lugar mediante resolución del 23 de febrero de 1998, archivada en autos el 2 de

marzo de 1998.

Inconforme, el 1 de abril de 1998 la Administración recurrió ante nos

mediante certiorari, aduciendo la comisión del siguiente error:

Erró el Honorable Tribunal de Circuito de Apelaciones al confirmar la

decisión de la Honorable Junta de Relaciones del Trabajo de incluir el puesto de

Secretaria Ejecutiva Gerencial en la unidad apropiada que representa la recurrida a pesar

de que la prueba aportada justifica su exclusión toda vez que la empleada tiene acceso a

información confidencial relacionada a asuntos obrero patronales por lo que cae dentro de

la definición de empleado confidencial. La decisión de la Junta de Relaciones del

Trabajo no está sostenida por evidencia sustancial en el récord.

El 30 de abril de 1998 la Unión presentó su alegato en oposición a

que se expidiera el auto de certiorari. Examinados tanto el recurso como el alegato

en oposición, expedimos mandamiento de certiorari el 5 de junio de 1998.

Contando con el favor de la comparecencia de las partes estamos en

posición de resolver.

El procedimiento de

clarificación de unidad apropiada que rige en la actualidad en nuestra jurisdicción es

un calco del mecanismo federal que se utiliza para añadir a una unidad apropiada ciertos

empleados que al momento...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS