Comparando depresiones

JOSÉ I. ALAMEDA LOZADA

ECONOMISTA Y PLANIFICADOR

La depresión es un período prolongado en donde la reducción en la producción es aguda y significativa y la difusión de sus efectos adversos rebasan el ámbito local para trasvasarse al internacional. Se suele observar en éstas eventos tales como colapsos prolongados del sistema financiero y de la Bolsa de Valores; quiebras de empresas importantes- incluyendo bancos, aseguradoras de activos-; rompimiento de burbujas de precios y de los activos, factores juntos que hacen perder riqueza a las familias, además de ingresos.

Por otra parte, una "gran depresión" es una clasificación superlativa más allá de la depresión. Si recordamos a la década del 1930, muchos analistas sostienen que se comenzó a mediados del 1929 y se salió a principios del 1941, una duración de más de 180 meses de duración.

Desde abril de 2006, Puerto Rico entró en una fase recesiva que algunos analistas sospechaban que habría de ser similar a la experiencia de las contracciones pasadas. En términos de la caída en el producto bruto real, la recesión 1973-75 fue de -1.8%; la recesión de 1980-83, de -5.1%; la recesión de 1990-91, de +0.9% y recesión de 2001-02, de -0.3%.

Sin embargo, la caída desde 2006 del sector manufacturero y sus efectos multiplicadores fueron complicando el panorama local en adición a las políticas económicas que en conjunto han llevado a una depresión de prolongación de más de seis años (60 meses) y de una reducción del producto real de -11.2%. Como se observa, la reducción observada duplica a la previamente recesión de 1980-83 más aguda (-11.2% vs -5.1%), y en prolongación (60 meses vs. 36 meses).

Si comparamos con la Depresión del 1930, la información aunque limitada, nos lleva concluir que el ingreso nacional localmente se redujo entre 1929 a 1934 en un 14% considerando...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba