HAY CASAS, NO HAY CHAVOS

 

Por Rebecca Banuchi

rebecca.banuchi@elnuevodia.com

Mientras, líderes del sector de vivienda y la banca hipotecaria coinciden en que, a pesar de que las estadísticas económicas podrían dar indicios de una leve recuperación, lograr que este mercado se estabilice tomará más tiempo, pues su nivel de actividad es un reflejo directo del panorama económico general.

"La recuperación de los valores de bienes raíces no va a pasar en el vacío. Tiene que haber otra serie de cosas que tienen que pasar antes en la economía (para que esa recuperación suceda)", manifestó Lister Rivera, presidente del capítulo de Puerto Rico y el Caribe del Appraisal Institute.

Rivera apuntó que, para que aumente la demanda, es necesario que la tasa de desempleo baje de su actual 16% y que la banca flexibilice sus requisitos para los préstamos hipotecarios. Además hay que añadir un tercer elemento: el movimiento de puertorriqueños yéndose a vivir a otros destinos.

Según el Censo federal de 2010, la población de la Isla se redujo durante los últimos 10 años en unas 82,000 personas, lo que, según Rivera, irremediablemente trastoca la relación de oferta y demanda que rige el mercado.

"Hay menos gente con menos dinero, por lo tanto, hay menos compradores", sostuvo el tasador.

Cuando comenzó el programa de estímulo al mercado de viviendas en septiembre pasado, el inventario disponible de unidades listas para vivir ascendía a 10,776, mientras que las que tenían financiamiento pero no habían comenzado a edificarse totalizaban 9,065.

Según cifras oficiales, desde que entraron en vigor los incentivos gubernamentales hasta el mes de mayo, se habían vendido 2,592 unidades de nueva construcción y 8,132 existentes.

Rivera dijo que, al momento, no hay estudios que identifiquen en qué puntos de la Isla la devaluación ha sido mayor, pues lo que se han identificado son bolsillos dentro de los mismos municipios donde, por diversas razones, ha disminuido más el precio.

"Son tantos los factores que estamos viendo, que es difícil poner el dedo y decir este es el problema real", puntualizó Rivera.

Por otro lado, no existe consenso alguno dentro de la misma industria respecto a cuánto podría alcanzar el nivel de depreciación de las propiedades. No obstante, lo que nadie discute es que en efecto sí se ha registrado una merma progresiva durante los pasados cinco años.

George Joyner, director ejecutivo de la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda (AFV), estimó la disminución en un 20% en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba