A

Autor:Ruth E Ortega-Vélez
Páginas:1-25
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 1

A BENEFICIO DE INVENTARIO: El inventario de bienes es la facultad que la ley concede al heredero, de aceptar la herencia con la condición de no quedar obligado a pagar a los acreedores del causante más de lo que importe la herencia misma, por lo cual el heredero se compromete a hacer el inventario formar de los bienes en que consiste esta. Diccionario de la Real Academia Española (Madrid: Espasa-Calpe, 1972) 177.

El inventario es el asiento de los bienes y demás cosas de la herencia; ha de ser fiel y exacto de todos los bienes de la herencia y ha de iniciarse y concluirse en los plazos que indica la ley. El Art. 965 establece una vía notarial y otra judicial para acogerse al beneficio de inventario. Ante notario, se plasmará en escritura pública; por la vía judicial, se manifestará por escrito ante el Juez competente.

-Plazos que concede la Ley para solicitar el beneficio de inventario y el derecho a deliberar:

(1) Si el heredero tiene en su poder los bienes de la herencia y residiese en el lugar donde el causante ha fallecido, tiene diez días siguientes al que se supiere con derecho a la herencia para manifestar su intención a la Sala del Tribunal Superior competente. Si residiese fuera del lugar, tiene un plazo de treinta días. Los plazos de diez y treinta días para la aceptación de la herencia a beneficio de inventario rigen cuando el heredero tiene en su poder los bienes de la herencia o parte de ellos.(2) Cuando no los tenga ni haya practicado gestión alguna como tal heredero, los plazos se contarán desde el día siguiente al que expire el plazo que el tribunal hubiese fijado para aceptar o repudiar la herencia, o desde el día en que la hubiese aceptado o hubiese gestionado como heredero. Si el heredero no ejercita su derecho en los plazos determinados en la ley, su aceptación de la herencia, expresa o tácita, devendrá pura y simple y el heredero responderá con su propio patrimonio por las cargas y obligaciones del causante, si las hubiere. González v. González, 1995, 139 D.P.R. 228.

-Herencia de los incapacitados: Según el Código Civil, los tutores, aceptan la herencia de los incapacitados a beneficio de inventario. Del mismo modo debe decirse de los padres.

A QUO: Significa tribunal o juez inferior cuya resolución, orden o sentencia está siendo apelada o revisada ante el tribunal de superior jerarquía.

A SABIENDAS: Implica conocimiento personal, no requiere el conocimiento de la ilegalidad del acto u omisión. Se trata de un tipo de culpabilidad mental. El hecho de que de las circunstancias del caso el juzgador pueda válidamente inferir el elemento mental de a sabiendas no releva al Estado de su responsabilidad de imputar el mismo en la acusación. Para que tales inferencias puedan considerarse en un caso específico, la denuncia o querella presentada contra el imputado tiene que imputarle el elemento mental de a sabiendas. Pueblo v. Saliva Valentín, 1992, 130 D.P.R. 767.

AB INTESTATO: Significa sucesión sin testamento; por disposición de la ley; se produce cuando una persona fallece sin dejar testamento, o cuando el testamento resulta nulo. El derecho de heredar ab intestato no se extiende más allá del sexto grado de parentesco en línea colateral.

ABANDONO: Es dejar o desamparar a una persona o a una cosa. Es dejar a la persona en situación de desamparo material, con peligro para su seguridad física, sea llevándola a un lugar o dejándola donde sea encontrada.

-Como causa de divorcio.

- De menores: Es un delito que consiste de dejar a un menor desamparado. A tenor del Art. 118 del C.P. de 2012, comete este delito el padre o la madre de un menor o cualquier persona a quien esté confiado tal menor para su manutención o educación, que lo abandone en cualquier lugar con intención de desampararlo. El delito se considerará de modalidad agravada, cuando por las circunstancias del abandono se pone en peligro la vida, salud, integridad física o indemnidad sexual del menor [ya sea al poner en juego su libertad sexual o al afectar el desarrollo normal del menor en el ámbito sexual]. El abandono implica una falla del padre en cuanto a actuar debidamente para salvaguardar la salud, la seguridad y el bienestar del niño.

Bajo el Art.2(a) de la Ley para el Bienestar y la Protección Integral de la Niñez, abandono significa la dejadez o descuido voluntario de las responsabilidades que tiene el padre, la madre o persona responsable del menor, tomando en consideración su edad y la necesidad de cuidado por un adulto.

-De cosas: El abandono es en el sentido de renunciar al dominio sobre ella, de romper toda relación jurídica con la misma. Este abandono ha de ser expreso, claro y evidente.

-De derecho adquirido: El abandono o renuncia de un derecho constituye un negocio jurídico unilateral por el que la persona hace dejación del derecho (que ha entrado ya en su vida jurídica o que todavía no ha entrado). La persona puede abandonar un derecho siempre que con ello no perjudique el interés o el orden público, ni perjudique a tercero.

-De servidumbre: Es la renuncia de los propieta-

Page 2

rios que reciben los beneficios de la servidumbre.

-Responsabilidad por abandono: El médico incurre en responsabilidad por abandono al intervenir muy brevemente con el paciente en una situación de emergencia y marcharse demasiado rápido, dejando al paciente desprovisto de la vigilancia y atención que la situación podría exigir.

Riley v. Rodríguez, 1987, 119 D.P.R. 762

ABOGADO: Es la persona que se dedica a defender en juicio los derechos e intereses de sus clientes. Es el miembro de la profesión legal que tiene la responsabilidad de velar porque los distintos procesos legales de la sociedad incorporen y consagren de manera efectiva y adecuada los principios de vida democrática y de respeto a la inviolable dignidad del ser humano. Para ello, es menester que todo abogado, como ciudadano y en su capacidad profesional, ya sea como juez, fiscal, abogado postulante, asesor o en cualquier otro carácter, actúe siempre de acuerdo al ideal expresado en el preámbulo de los Cánones de Ética Profesional.

Los Cánones de Ética Profesional establecen las normas mínimas que deben guiar a los miembros de la profesión en el desempeño de su delicada e importante labor. La meta de todos los abogados debe ser la de actuar a un nivel superior a lo mínimo preceptuado por dichos Cánones. Los abogados y abogadas son funcionarios del Tribunal y ministros ordenados de la justicia y, como tales, sus actuaciones deben estar encaminadas a mantener un orden jurídico íntegro y eficaz, orientado esencialmente por los principios de vida democrática y de respeto a la inviolable dignidad del ser humano. Por ser los abogados el espejo donde se refleja la imagen de la profesión, estos deben actuar con el más escrupuloso sentido de responsabilidad que impone la función social que ejercen. In re: Irizarri, 2007 J.T.S. 183. El abogado debe resolver contra sí mismo toda duda que surja sobre cuestión de ética profesional; ningún abogado debe olvidar esta norma. In re: García Muñoz, 2003 J.T.S. 177.

ABOLIR: Es dejar sin vigor una ley, reglamento o costumbre.

ABORTO: Parto antes del tiempo en que la criatura pueda vivir. La voz aborto deriva de la raíz latina abortus que puede traducirse como "privación del nacimiento".Son criaturas abortivas las que no retienen las circunstancias exigidas para que un feto se repute nacido a los efectos civiles.

Para fundamentar su decisión, en Pueblo v.

Duarte, el Tribunal Supremo utiliza tres decisiones federales: United States v. Vuitch, 1971, 402 U.S. 62, Roe v. Wade, supra y Doe v. Bolton, 1973, 410 U.S. 179.

  1. United States v. Vuitch: Se impugnó la constitucionalidad de la ley sobre abortos del Distrito de Columbia. El Tribunal Supremo sostuvo que la ley no presentaba problema constitucional ya que su lenguaje solo exigía de los médicos como condición para el aborto, la determinación sobre conveniencia fisiológica o mental que se requiere por ser principio básico de medicina para cualquier intervención médica.

  2. Roe v. Wade: Esta opinión contiene el núcleo de la doctrina federal sobre el tema del aborto. En ella se establece el balance que debe imperar entre los intereses del Estado en la consecución de la salud comunal, el mantenimiento de la mejor práctica médica, en la protección del nasciturus, y en el derecho a la privacidad que le garantiza la Constitución de los Estados Unidos a la mujer. Por ello, se reconoció que el derecho a la intimidad de que disfruta la mujer incluye su decisión con respecto al aborto, derecho que queda limitado por los intereses legítimos del Estado, los cuales son de distinta naturaleza en las varias etapas del embarazo: (1) el interés de preservar y proteger la salud de la mujer encinta y (2) el de proteger la potencialidad de la vida humana, los cuales son separados y distintos. Para establecer las distintas posibilidades de reglamentación compatibles con la Constitución, el Tribunal dividió el período normal de embarazo de la mujer en tres trimestres susceptibles de diferente regulación de ley:

    (a) Primer trimestre: El interés importante y legítimo del Estado respecto a la salud de la madre no alcanza su preponderancia hasta el final del primer trimestre. El médico que atiende a la mujer embarazada, en consulta con ella y usando su juicio médico sin la intervención del Estado, queda en libertad de hacer la determinación de terminar el embarazo. La mujer no necesita la anuencia del Estado, pero sí un médico que apruebe su decisión.

    (b) Segundo trimestre: El Estado adquiere un interés preponderante. En su legítimo interés en la protección y preservación de la salud de la madre, el Estado puede reglamentar el procedimiento de aborto siempre que la regulación tenga una relación razonable con tal propósito.

    (c) Tercer trimestre: Se reconoce el interés del Estado en la protección de la potencialidad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA