Ab Intestato Lugo Rodríguez, 2000 J.T.S. 112

AutorDra. Ruth E. Ortega-Vélez
Páginas7-10

Page 7

Adveración y Protocolización de Testamento Ológrafo.

Hechos: Alfonso M. Lugo Rodríguez falleció el 12 de diciembre de 1996. Le sobrevivieron sus hijos Carmen H. y Lionel Lugo. El 7 de enero de 1997, en Mayaguez, Lionel presentó ante el Tribunal de Primera Instancia asunto sobre cartas testamentarias. A base de un testamento abierto de 1993, solicitó se ratificara el deseo de su padre y nombrara albacea del caudal relicto. Días después, Carmen solicitó la protocolización de un testamento ológrafo en el Tribunal de Primera Instancia (San Germán). En dicho testamento se revocaba el abierto del 1993, y se designaban a los dos hermanos herederos en partes iguales. Lionel solicitó al T.P.I. la protocolización de dos testamentos ológrafos que alegadamente había dejado su padre. Los testamentos leen: "Marzo 24, 1994. Es mi deseo cuando muera que el testamento de abril de

Page 8

1993 sea válido. Alfonso Lugo". "Abril 24, 1994. Es mi deseo al morir que el testamento de abril de 1993 sea válido revocando al anterior. Alfonso Lugo".

En la vista para la adveración de estos testamentos ológrafos, se presentaron tres testigos: Lionel señaló que los documentos presentados eran escritos de puño y letra de su padre y no albergaba dudas de su letra y firma. Cruz Colón Lugo, agrónomo de profesión y agricultor, testificó que conoció al causante a través de su trabajo. Además, fue uno de los testigos del testamento abierto otorgado en Ponce en 1993. Al mostrarle los documentos, dijo que la firma era igual a la que vio en Ponce en 1993. Sobre la letra, durante el contrainterrogatorio, admitió que había visto al causante tomar notas, a unos tres pies de distancia. Admitió que nunca había visto escribir al causante un texto tan "extenso" como los testamentos que se le presentaron, sino tan solo una fecha escrita. Amilcar Gutiérrez Acosta declaró que fue empleado del causante; que conocía su firma a través de los cheques que le expedía por concepto de su salario. Sobre la letra, indicó que durante la vigencia de su empleo el causante alegadamente le dio unas cinco o seis notas para hacer recados.

Lionel solicitó al Tribunal que le permitiese presentar testimonio de un perito, dado que el testigo Cruz Colón "tuvo duda sobre el texto de los documentos...". El Tribunal se negó, ya que entendió que se había desfilado ante sí prueba suficiente para resolver. El 3 de abril, Instancia decretó que "no abrigar duda racional alguna de que dichos documentos (los...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba