El adulto mayor sufre más

 

El 75% de la población residente en Puerto Rico con 65 años o más tiene ingresos por debajo o cercanos al nivel de pobreza, según datos del Negociado del Censo.

Dicho de otra forma, tres de cada cuatro adultos mayores en la Isla tiene ingresos cercanos a los $12,060 anuales para costear sus gastos, Esta última cifra marca el nivel de pobreza para un individuo que vive en los Estados Unidos, según las tablas de las guías federales sobre la pobreza del 2016.

“Esta es la población más vulnerable a la crisis fiscal", afirmó la demógrafa jubilada Judith Rodríguez.

Son múltiples los datos que apoyan esta idea. Entre ellos está el rápido envejecimiento de la población puertorriqueña, cuya mediana edad ya supera los 40 años. El otro, es el esquema de ingresos y gastos de esta población.

Para el año 2016, se estimaba que en Puerto Rico había alrededor de 646,000 personas con 65 años o más. Se trata de la única porción de la población que aumenta en cantidad en momentos en que la emigración y la baja en natalidad reducen los habitantes de Puerto Rico. También es la población que se muestra menos entusiasta con la idea de emigrar.

Según datos del Censo, desde el 2010 hasta el 2016, la población de 65 años o más creció en un 18%. Mientras, los habitantes con menos de 20 años se redujeron en 21%.

Es decir, cada vez hay menos jóvenes, que son los más inclinados a mudarse fuera de Puerto Rico. Del mismo modo, son más las personas de edad avanzada que suelen inclinarse a quedarse en la Isla, aún cuando la crisis económica y fiscal les afecte directamente.

Hay varios asuntos que amenazan directamente las finanzas de los boricuas de mayor edad.

La amenaza

Por ejemplo, el presupuesto del año fiscal que recién comenzó incluye una reducción de $22 millones en los gastos de la Administración de Seguros de Salud (ASES). Y la mayor parte del corte se hará en el pago de medicamentos a los indigentes que dependen del Plan de Salud del Gobierno (PSG), también conocido como “Mi Salud”. El 40% de las personas mayores dependen de este programa.

Del mismo modo, el Plan Fiscal aprobado por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) provee para recortes adicionales que, acumulados, alcanzarán los $299 millones en el 2019 y los $500 millones en el 2020. Una buena parte de estos ahorros se generarían con cambios en la cubierta básica que se ofrece en el PSG. Se limitaría, por ejemplo, el acceso a servicios médicos especializados, a no ser que la persona compre un plan...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba