“Ahora estoy mejor que nunca”

 
EXTRACTO GRATUITO

A sus 80 años, Eddie Palmieri, el “Sol de la música latina”, dice estar mejor que nunca. Tiene el entusiasmo y la alegría de un joven. Ríe con frecuencia, recuerda con afecto a sus maestros –empezando por su hermano ya fallecido, Charlie- y celebra la colaboración de los músicos que tocan con él, algunos de los cuales califica como “genios”. Ese es un adjetivo que, ciertamente, muchos no dudan en aplicarle a él.

Sería perfectamente posible escribir una versión válida de la historia de la salsa haciendo referencia solamente a la carrera discográfica de Palmieri. Según algunos críticos, “El sonido nuevo”, el disco que hizo junto a Cal Tjader en 1966, dio origen al género, al mezclar elementos de jazz con tradiciones musicales afrocubanas. “Justicia” y “Vámonos pal monte” dieron cuenta de las luchas sociales de la época. “In Concert at the University of Puerto Rico” es un documento histórico de inigualada energía. El álbum “Sentido” presentó el tema “Puerto Rico”, una especie de himno nacional para los salseros. “The Sun of Latin Music” ganó el primer premio Grammy a la música latina. “Palmas” creó una nueva fusión de salsa y jazz. “La Perfecta II” actualizó para las nuevas generaciones el sonido pionero de su primera orquesta.

En ese sentido, su nuevo y excelente disco, “Sabiduría”, puede ser visto como la culminación -hasta ahora- de una brillante carrera que continúa explorando nuevas formas y fusiones, con la ayuda de importantes talentos como el vibrafonista Joe Locke y el violinista Alfredo de la Fe, entre otros.

La orquesta de Eddie Palmieri también ha sido la plataforma de lanzamiento de algunas de las voces más importantes del género salsero: el recordado Ismael Quintana, su primer cantante y coautor de su éxito “Adoración”; Lalo Rodríguez, quien saltó a la fama con apenas 16 años interpretando “Nada de ti”; Herman Olivera, Tony Vega, La India… El inmortal Cheo Feliciano también le puso voz a sus canciones.

Los reconocimientos no le han faltado. Varias de sus grabaciones forman parte de la colección del Instituto Smithsonian en Washington D.C., así como del Registro Nacional del Congreso. A pesar de ser un álbum de salsa, “Vámonos pal’ monte” fue incluido por el prestigioso crítico Ben Ratliff en su libro sobre las 100 grabaciones esenciales de jazz. Su cualidad de innovador ha sido comparada con las de mitos vivientes tales como Keith Jarrett, Herbie Hancock y Chick Corea. Y en el 2013, recibió el máximo honor que puede obtener un...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA