Brutal la dependencia a los fondos del PAN

 

En Puerto Rico el Programa de Asistencia Nutricional (PAN), conocido también como los cupones de alimentos, existe hace medio siglo y con los años se ha convertido en una ayuda crucial, no solo para las familias que lo reciben, sino para la industria de alimentos, sobre todo para los supermercados.Los números saltan a la vista. En Estados Unidos se estima que solo un 12% de la población es beneficiaria de los fondos del Programa de Ayuda Nutricional Suplementaria (SNAP por sus siglas en inglés). Los estados con mayor proporción de participantes -según estadísticas del año fiscal 2019- fueron Nuevo México con 21%, West Virginia con 17%, Mississippi 15% y el Distrito de Columbia con 13%.Sin embargo, en la isla más de un millón de personas -que equivale a más del 40% de la población- recibe los cupones de alimentos. Y se espera que dicha cifra incremente mucho más, hasta sobrepasar el 50% debido a la gran cantidad de ciudadanos que se ha quedado sin empleo a causa de la pandemia del COVID-19.La ayuda federal del PAN significa casi $2,000 millones anuales para Puerto Rico, aunque por beneficiario representa entre 30% y 50% menos que lo que lo recibe cada participante en el resto de los estados y en jurisdicciones como Islas Vírgenes y Guam. Esto obedece a que Puerto Rico recibe una cantidad fija ("block grant") de dinero y los demás estados no.No obstante, el gobierno de Washington ha aumentado de forma temporal el envío de fondos del PAN a la isla en nueve ocasiones distintas desde el año 2009 y por diversas razones. La primera de ellas fue debido a la recesión de 2008 en Estados Unidos provocada por la crisis financiera y el colapso de la burbuja inmobiliaria.En esa coyuntura, el gobierno federal aprobó en el 2009 la Ley de Reinversión y Estímulo Económico (Ley ARRA por sus siglas en inglés) y Puerto Rico recibió ese año $240.13 millones adicionales en los fondos del PAN. De ahí en adelante y por cinco años corridos -hasta el 2014- la isla recibió un total de $1,278 millones más de fondos ARRA destinados para el PAN.Tras el azote del huracán María en septiembre de 2017, el gobierno federal volvió a aprobar un desembolso adicional, en esa ocasión de $1,270 millones, lo que elevó la cifra a $3,189.65 millones en el 2018, el monto más alto recibido en Puerto Rico hasta el momento en el PAN. En el 2019 llegaron otros $600 millones para extender la ayuda. Y más reciente, debido al COVID-19 se aprobó un desembolso de $297 millones extra para apoyar...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba