En busca de una pensión

Mientras las pensiones de los empleados públicos corren el riesgo de recortes dramáticos, la representante María de Lourdes Ramos Rivera hace gestiones para que, sin renunciar a su escaño en la Cámara de Representantes, se le conceda su jubilación del puesto de carrera que ha reservado por 14 años en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).La solicitud de la representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), iniciada en junio de 2014, es posible gracias a una legislación que aprobó la Asamblea Legislativa en 2012 con el endoso tanto de legisladores populares como de la Palma y con la firma del entonces gobernador Luis Fortuño.La Ley 301-2012 permite acreditarle al sistema de retiro de origen el tiempo servido por un empleado que se ha acogido a una licencia sin sueldo porque fue "electo en una elección general o designado para cubrir la vacante de un cargo público" o porque ocupa un puesto de confianza en la oficina del gobernador, la Asamblea Legislativa, corporaciones públicas y municipios.Ramos Rivera pidió que se le acrediten los años que ha estado en funciones en la Cámara de Representantes al sistema de retiro de la AEE, que es su sistema de retiro de origen como empleada de carrera de la corporación pública, y también solicitó que se le conceda su jubilación.La junta de síndicos del sistema de retiro de la AEE acogió el año pasado la solicitud de Ramos Rivera, pero le impuso ciertos términos con los cuales la legisladora no estuvo de acuerdo, como que se le requiera regresar a su puesto de carrera para poder tener la jubilación de esa corporación pública y el cómputo que hizo esa entidad sobre su salario base.Ramos Rivera solicitó al Tribunal de Apelaciones (TA) que revisara la determinación de la junta de síndicos. El Nuevo Día examinó ese expediente judicial.En una sentencia emitida el 31 de enero de 2019, ese tribunal consideró que la legisladora acudió prematuramente a ese foro, cuando aún estaban activas peticiones suyas en el foro administrativo.Condiciones a la jubilaciónLa representante, quien preside la Comisión de Sistema de Retiro y Asuntos del Veterano, rechazó que se le requiera regresar a su puesto en la AEE y estar como empleada por lo menos un día para acogerse a los beneficios de la jubilación, toda vez que los miembros de este sistema pueden jubilarse solo si están en el servicio activo.Ramos Rivera argumentó que la junta de síndicos interpreta erróneamente que ella no es una empleada activa de la AEE por estar...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba