Buscan controlar cuentas fuera de Hacienda

RESUMEN

Aunque el Congreso estadounidense autorizó unos $295.

 
EXTRACTO GRATUITO

Aunque el Congreso estadounidense autorizó unos $295.9 millones en fondos de Medicaid a la Isla y el Gobierno dio paso a la Ley de Cumplimiento Fiscal (Ley 26) para transferir el control de unas 242 cuentas de agencias de gobierno al Departamento de Hacienda, esas medidas no darán fondos recurrentes al erario y por ende, no harán mella en el presupuesto del año fiscal entrante ni evitarán el programa de recortes que se implementará a partir de julio próximo.

De acuerdo con el representante de Puerto Rico ante la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), Elías Sánchez Sifonte, aunque la asignación incluida en el llamado ómnibus federal, “es mejor que nada”, no puede aplicarse de manera prospectiva en los estimados del Plan Fiscal para Puerto Rico (PFPR) y no eliminará los dos grandes precipicios que encara la Isla, particularmente aquel que atañe a los servicios de salud.

En tanto, el director ejecutivo de la OGP, Juan Iván Marrero, aseguró que con la Ley 26, el gobierno finalmente podrá transferir a Hacienda fondos especiales que por años permanecieron en cuentas separadas fuera del control del tesoro de la Isla. Pero a la fecha, no hay certeza de cuánto efectivo puede haber en estas. Sánchez Sifonte y Marrero hicieron sus expresiones en un foro de contabilidad gubernamental coordinado por el Colegio de Contadores Públicos y que se celebró ayer en el hotel Condado Plaza Hilton en la ciudad capital.

“El plan fiscal no contempla dinero federal adicional”, dijo Sánchez Sifonte cuando se le preguntó acerca del beneficio que suponía la asignación federal temporal bajo Medicaid.

Señaló que si bien la asignación aprobada en el ómnibus federal se anotará en el presupuesto vigente, esto no elimina la caída que experimentará el fisco tras el fin de la asignación en bloque que recibió Puerto Rico a través del llamado Obamacare.

“Hay dos picos dramáticos que en las proyecciones de liquidez son muy preocupantes”, dijo Sánchez Sifonte sin ofrecer cifras específicas.

Al presente, Mi Salud existe gracias a una aportación federal anual de unos $1,200 millones que se agota este año. El segundo evento que trastocará la liquidez del fisco drásticamente será el pago de las pensiones desde el Fondo General, lo que comenzará a suceder a partir de julio, dijo el abogado.

“Los municipios tienen que hacer el mismo ejercicio que el gobierno central”, dijo Sánchez Sifonte al reconocer que una de las partidas de recorte que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS