Buscan remedios ante nulidad de la Ley 29

 

Ante la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), hay una propuesta de la Junta de Gobierno del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) que pretende proveer un remedio provisional ante la nulidad de la Ley 29 de 2019, que eximía a los municipios de su aportación al plan de salud del gobierno y al pago del retiro.La propuesta busca que el gobierno central asuma esos pagos los próximos cuatro años con dinero que ya posee. En específico, consiste en que el gobierno use más de $500 millones en sobrantes de fondos de Medicaid, que están en Hacienda, para cubrir el 86% del costo del plan de salud del gobierno y que asuma, de otra partida, el 14% restante, explicó el presidente de la Junta de Gobierno del CRIM, Javier Carrasquillo.También pidieron a la JSF que, por los próximos cuatro años, se use el dinero que aportan los ayuntamientos al Estado para el pago de la deuda del gobierno central, agregó Carrasquillo.Esta retención representa $120 millones anuales, y los alcaldes abogan por que, a esa cantidad, se sumen otros $132 millones que tiene Hacienda y que forman parte de la reducción en transferencias a los municipios...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba