Cámara altera el sistema de justicia

RESUMEN

Un día antes que el Senado evalúe un proyecto que flexibilizaría el sistema de justicia de menores, la mayoría en la Cámara de Representantes aprobó ayer su propia propuesta legislativa, que incorpora elementos del Código Penal y refuerza su aplicación entre los menores a los que se les atribuyen faltas.

 
EXTRACTO GRATUITO

Un día antes que el Senado evalúe un proyecto que flexibilizaría el sistema de justicia de menores, la mayoría en la Cámara de Representantes aprobó ayer su propia propuesta legislativa, que incorpora elementos del Código Penal y refuerza su aplicación entre los menores a los que se les atribuyen faltas.

El Proyecto de la Cámara 1036, de la autoría del presidente cameral, Carlos “Johnny” Méndez, fue aprobado con 33 votos a favor y 16 en contra. La pieza derogaría la “Ley de Menores” de 1986, y establecería una nueva “Ley de Justicia Juvenil”. Sin embargo, no fija una edad mínima para que un menor sea procesado en los tribunales.

Al mismo tiempo, la Cámara le dio paso al Proyecto de la Cámara 1035, también de Méndez, que enmienda las reglas de procesamiento de menores para atemperarlas a la estructura que ahora regiría el Tribunal de Menores. Las medidas fueron aprobadas sin discutirse en vistas públicas.

Méndez defendió sus piezas legislativas, y afirmó que la intención es darle mayores garras al estatuto que dirige estos procesos, tras señalar que los cambios sociales han trastocado la manera de delinquir, y plantear que hay quienes manipulan el estado de derecho en perjuicio del bienestar general.

Aseguró que no ha leído el Proyecto del Senado 489, que presentó el senador independiente José Vargas Vidot y que, entre otras cosas, establecería que el Tribunal de Menores ejercerá su jurisdicción sobre los menores entre 13 y 18 años, y dispondría procesos alternos para quienes no hayan alcanzado la adolescencia.

“No investigar y procesar conducta delictiva imputada a un menor solamente por el hecho de su minoridad solo propende a la impunidad. Algo que no es admitido en una sociedad de ley y orden”, aseveró Méndez al tomar un turno a favor de las medidas durante la sesión de ayer.

“¿Por qué hacemos esto? Porque los tiempos han cambiado. La juventud está mucho más conectada y tiene más conocimiento de lo que es bueno y de lo que no es bueno y, por eso, tenemos algunos jóvenes que, por sus edades, saben qué faltas pueden cometer, qué tipo de conducta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS