Casi OBLIGADA una contracción del gobierno

 

Por miguel díaz román

miguel.diaz@gfrmedia.com

Algunos economistas entienden que tanto el individuo como el Estado se hacen cada vez más pobres y que la necesidad de achicar el gobierno es inminente.

Las cifras del Departamento de Transportación Federal en Puerto Rico son alarmantes. Entre el 2002 y 2013 han emigrado 438,111 personas en vuelos domésticos e internacionales. Además, la tasa de natalidad sigue en descenso, mientras crece la tasa de mortalidad.

Una proyección de la Oficina del Negociado del Censo Federal estima que la población para el 2050 será de 2.3 millones de habitantes, lo que representa una pérdida de 1.3 millones de personas en 37 años, puesto que la población actual es de 3.6 millones de habitantes.

"No nos estamos preparando para el cambio demográfico y para atender una población que dependerá más de los servicios públicos. ¿Estamos proyectando para esta reducción? ¿Estamos mirando al interior de las agencias para responder a lo que va a ocurrir? ¿Qué se está haciendo en Educación, pública y privada, para un escenario con menos niños? ¿Están nuestras políticas de incentivos de vivienda a tono con estos cambios? Yo creo que no porque se siguen construyendo centros comerciales. Estos cambios necesitarán de un monitoreo estadístico para actuar de forma prospectiva y no reactiva. Yo no creo que esos instrumentos estadísticos existan al momento", dijo Palmira Ríos, directora de la Escuela Graduada de Administración Pública del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico.

Ríos sostuvo que la población envejeciente demandará más servicios públicos de salud, hogares de cuidado y personal especializado en geriatría. Por ello el gobierno deberá invertir cuantiosas sumas de fondos públicos para proveer servicios a la población indigente o de escasos recursos. Ríos advirtió que ante la reducción de la población joven, es de esperarse una merma en la base contributiva y en los ingresos del estado.

A pesar de que la problemática no es nueva, Ríos entiende que el gobierno demora demasiado en reaccionar y tomar medidas para enfrentar la situación. Según la académica, habría que traer industrias de alto perfil científico y tecnológico para emplear a los profesionales y los jóvenes diestros que se están yendo y crear programas de estímulo para promover la natalidad.

"Muchos países han enfrentado emigraciones masivas y problemas con la natalidad y se han creado incentivos para cambiar el panorama. Hay que aumentar esa...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba