Comité aprueba resolución de autodeterminación

 
EXTRACTO GRATUITO

Nueva York.- La más reciente resolución del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas a favor de la libre determinación e independencia de Puerto Rico fue aprobada ayer, como parte de una sesión en la que su presidente reconoció que no rindieron frutos los esfuerzos del pasado año por vincular al gobierno de Estados Unidos con un diálogo sobre el futuro de la isla.

“No hubo interés”, explicó el presidente del Comité de Descolonización de la ONU y embajador de Venezuela, Rafael Darío Ramírez, sobre el grupo de trabajo que se formó en 2016 para tratar de fomentar una conversación entre el gobierno de EE.UU. y los que promueven la autodeterminación y la soberanía de la isla.

Ramírez indicó que después de la audiencia de junio de 2016, tuvo una reunión con la entonces embajadora de EE.UU. ante la ONU, Samantha Powell, quien le hizo claro que no participarían de un diálogo sobre el futuro político de Puerto Rico a través del Comité de Descolonización.

Contrario al pasado año, cuando estuvo de observador, Estados Unidos no envió ningún representante a la sesión.

La resolución de ayer –que representó la ocasión número 36 en que el Comité reclama la libre determinación de independencia de Puerto Rico– fue aprobada en una larga sesión en que participó el ex prisionero político Oscar López Rivera y en la que el secretario de Estado, Luis Rivera Marín, abogó por incorporar a los trabajos la propuesta de convertir la isla en el estado 51 de EE.UU., lo que no ocurrió.

“Para nosotros es una cuestión de principios. La independencia es un derecho adquirido y no se negocia. La resolución 1514 (XV) de la Asambla General justamente habla del derecho a la independencia”, dijo Ramírez, al comentar la petición de Rivera Marín para incorporar la estadidad como propuesta descolonizadora.

El embajador venezolano sostuvo que proponen la independencia, pero la forma en que después de alcanzar su soberanía Puerto Rico quiera relacionarse con EE.UU., “eso les corresponde a los puertorriqueños”.

Junto con la presencia de López Rivera, la atención de las más de 50 personas que fueron a declarar y de los embajadores que participaron del debate estuvo en condenar la Junta de Supervisión Fiscal que controla las decisiones fiscales del gobierno de Puerto Rico y denunciar el plebiscito de status del pasado 11 de junio, en el que el gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) logró movilizar cerca de 502,000 creyentes de la estadidad, pero arrojó una histórica...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA