Controversial votación de la Junta

RESUMEN

La Junta de Apoderados de la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) aprobó el sábado dos medidas controversiales que causaron una división entre atletas y directivos.

 
EXTRACTO GRATUITO

La Junta de Apoderados de la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) aprobó el sábado dos medidas controversiales que causaron una división entre atletas y directivos.

La primera fue el aprobar la creación de un comité para estudiar la posibilidad de independizar la LVSF de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV). Del lado de los apoderados, el comité estaría compuesto por William López (Carolina), Fernando Toledo (Humacao) y Francisco Ramos (Caguas), con la asesoría legal de Carlos Villa.

La otra medida aprobada fue el permitirle a los equipos contratar hasta cuatro refuerzos para la temporada 2018 y dejar en siete el número de reservas.

San Juan fue representado, mediante proxy, por Toledo, y las Leonas de Ponce tuvieron presente a su nuevo gerente general, Julio Gabriel Acevedo, quien fue removido del proceso mediante moción sometida y secundada por múltiples apoderados por entender que existe un conflicto de interés al Acevedo ser esposo de la acomodadora de las Capitalinas de San Juan, Mariana Thon.

“Las ventajas de tener una liga independiente son varias: nos permite negociar los acuerdos con auspiciadores y nosotros decidiríamos cómo correr el torneo, desarrollar el deporte de manera sustentable, que es lo que estamos buscando, y que la FPV se encarga de las categorías menores y los equipos nacionales”, dijo Ramos.

En cuanto a la aprobación de un máximo de cuatro refuerzos, la razón es que la Junta entiende que les saldría más barato contratar a cuatro importadas recién egresadas del torneo colegial de la NCAA que pagar los salarios de las jugadoras nativas,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS