La Costa Sampedro V. la Costa, 1982, 112 D.P.R. 9

Autor:Dra. Ruth E. Ortega-Vélez
Páginas:190-192
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 190

Colación. Donaciones.

Hechos: Don Ricardo La Costa Calaf falleció en 1974. Se sobrevivieron su viuda y tres hijos: Ricardo, Carmen María y Charlie La Costa Sampedro. Este último, quien era hijo natural reconocido, cuestionó judicialmente la venta que su padre realizó en el años 1954 de un número sustancial de las acciones mayoritarias que poseía en la Suiza Dairy, y la transacción de una compraventa de una finca y lechería a su hija Carmen y el esposo de esta. Charlie La Costa Sampedro alegó que se trataba de negocios jurídicos simulados para encubrir donaciones improcedentes para privarlo a él de sus derechos hereditarios. Sostiene, básicamente, que fueron contratos con causa ilícita por tener como propósito encubrir una donación total y así perjudicarlo como heredero.

Aunque el padre reconoció al demandante como hijo natural y le brindó cariño, “no le prodigó las mismas atenciones que a sus otros hijos”. Nunca fue aceptado en el seno de la familia de su padre. La hija del causante, sin embargo, desde que contrajo matrimonio fue a vivir con su familia a la casa de sus padres.

La compraventa de la finca objeto del pleito fue realizada en 1970, mediante escritura pública. Figuran los esposos La Costa-Bolívar vendiendo a los esposos Nevárez-La Costa. Para la fecha de la aludida compraventa, los esposos La Costa-Bolívar eran personas de edad avanzada y los únicos que se hacían cargo de ellos eran los esposos Nevárez-La Costa.

El T.P.I. declaró sin lugar la demanda. Fundamentó jurídicamente su decisión apreciando que en las relaciones estrechas familiares y de negocios existentes entre las partes otorgantes, no era extraño que en la compraventa hubiera una donación subyacente que, aunque encubierta, se reputaba válida conforme al Artículo 1226 del Código Civil y Hernández v. Srio. de Hacienda, 1982, 86 D.P.R. 13. Aclaró que la donación así realizada estaba sujeta a colacionarse según los Arts. 578 y 1001 del Código Civil.

El tribunal rechazó la teoría del demandante de que la compraventa de la finca fue absoluta y totalmente simulada, pues, a su juicio desfiló y aportó evidencia testifical y documental suficiente para determinar que la transacción fue bona fide, excepto que se realizó por debajo de su justo valor en el mercado.

Controversias: (1) Si la transacción en cuestión fue una compraventa bona fide que incluía una donación subyacente. (2) Si dicha compraventa fue válida, no obstante haber determinado que incluía una donación...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA