Despidos y contratos de la discordia

 
EXTRACTO GRATUITO

La guerra de poder que se desarrolló los pasados dos años en el Departamento de Educación por el reclutamiento de asesores externos con funciones similares a los empleados de confianza, así como los cambios que se implementaron en los procesos de contratación fueron dos de los detonantes de las investigaciones en curso en contra de la exsecretaria de la agencia Julia Keleher.El Nuevo Día supo que el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) ya ha entrevistado de tres a cinco funcionarios y exfuncionarios de alto nivel de la agencia. La fuente sostuvo que las autoridades federales indagan sobre "el mal manejo de fondos federales, la venta de influencias y favorecer a compañías en la adjudicación de fondos".La semana pasada, se dio a conocer que Keleher está siendo investigada por las autoridades federales por presuntas irregularidades mientras estuvo al frente de la agencia, cargo que dejó el 2 de abril.Asimismo, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos "Johnny" Méndez, indicó que ha referido a La Fortaleza señalamientos serios que han sido denunciados ante miembros de la Asamblea Legislativa.Una fuente con conocimiento de las operaciones en Educación indicó a El Nuevo Día que la creación de una estructura externa, paralela al sistema organizativo de la agencia, creó malestar y desconfianza entre algunos funcionarios en puestos clave bajo la jefatura de Keleher, y propició que varios dejaran sus cargos."(Keleher) empezó a establecer una estructura paralela, externa… (Contrataron a) personas sin experiencia en el área, y empezó a crear malestar (entre los empleados de la agencia el) sentir que había que rendirles cuentas", dijo la fuente a este diario, bajo condición de anonimato.Dos personas detallaron que algunos de esos asesores llegaron a Educación a través de la firma BDO, empresa que desde el 2018 ha tenido dos contratos con la agencia, los cuales -al sumar múltiples enmiendas que se le realizaron- ascienden a $15.8 millones, de acuerdo a los datos disponibles en el registro electrónico de la Oficina del Contralor.Esos asesores -entre los que hubo personas que laboraron previamente con Keleher- llegaron a Educación debido a la desconfianza de la exsecretaria hacia el personal de carrera de la agencia y la práctica de funcionarios electos de solicitar nombramientos de allegados en puestos clave, señaló otra fuente.La exsecretaria dio paso a cambios sustanciales en los procesos de contratación de Educación, lo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA