Una deuda pendiente con los viequenses

 
EXTRACTO GRATUITO

Nota del editor: segundo de una serie de reportajes sobre Vieques a 20 años de la muerte de David Sanes, evento que marcó el proceso para sacar a la Marina de la isla.WASHINGTON.- Dieciséis años después del cese de los bombardeos en Vieques, el proceso de limpieza y remediación de la antigua zona de entrenamiento de la Marina de Guerra estadounidense tiene una fecha incierta.Aunque la remoción de municiones ha avanzado sobre la superficie de los antiguos terrenos militares, la que se espera termine a más tardar en cuatro años, el gobierno federal desconoce cuándo o cómo podrá sacar las bombas que han quedado en aguas de la Isla Nena.Una vez fracasaron los esfuerzos por reclamar que el gobierno federal resarciera a los viequenses por los problemas de salud que atribuyen a la contaminación en el área, la limpieza del antiguo campo de tiro militar es la deuda pendiente de la Armada con la isla municipio.En abril de 2001, cuando cesaban las maniobras con balas "vivas", el gobierno federal transfirió al Municipio de Vieques 4,250 acres, donde estuvo el almacén de municiones de la Marina. Entonces, otros 3,500 acres fueron entregados al Departamento del Interior y 800 acres fueron cedidos al Fideicomiso de Conservación.Tras el cierre del campo de tiro, el 30 de abril de 2003, los 14,573 acres de esa zona se transfirieron al Departamento del Interior para que fueran administrados como un refugio de vida silvestre.Desde entonces, la Marina de Guerra ha removido más de 104,000 municiones de lo que fueron las zonas de entrenamiento que el Pentágono llegó a declarar la joya de la corona del entrenamiento naval y consideró irremplazable.Se han destinado más de $270 millones a esas tareas.Pero, en sus propios documentos, la Marina de Guerra reconoce que las municiones lanzadas superaron las 300,000.La Marina de Guerra espera completar la remoción de las municiones enterradas en suelo terrestre de Vieques a más tardar en 2023, según el más reciente informe que el cuerpo castrense entregó al Congreso en diciembre pasado.Pero la Armada estadounidense subrayó, en ese documento, que existe "un nivel significativo de incertidumbre" sobre la búsqueda y remoción de las bombas que fueron lanzadas al mar y permanecen en el lecho marino.Las medidas de reparación en aguas de Vieques pueden completarse para 2032. El informe enviado al Congreso, no obstante, advirtió que no pueden garantizar que tengan la tecnología para remover las municiones."Las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA