Estancamiento institucional

Sergio MarxuachEn 1948 el ingreso neto per cápita en Puerto Rico era $256 por persona. La infraestructura de carreteras, electricidad y telecomunicaciones era rudimentaria, por no decir artesanal. Ese año pasaron muchas cosas en la isla. Y aunque usted no lo crea, el 2 de noviembre de ese año se llevaron cabo unas elecciones generales. Se contaron los votos y se reportaron los resultados, relativamente rápido, tomando en consideración las limitaciones de la época.En 2020 el ingreso neto per cápita en Puerto Rico es de aproximadamente $17,500 por persona. La infraestructura de carreteras, electricidad y telecomunicaciones tiene sus defectos pero es mucho mejor que la de 1948. Y aunque usted no lo crea, el 9 de agosto se intentó llevar cabo unas elecciones primarias, pero no se pudieron contar los votos y no se reportaron los resultados. De hecho, en más de la mitad de los precintos electorales ni siquiera se pudo llevar a cabo la votación.¿Cómo es posible que la generación de nuestros abuelos pudo ejecutar e implementar toda clase de proyectos públicos, pero nuestra generación de gobernantes no puede ni siquiera abrir los colegios para una elección? Creo que la repuesta se encuentra, en parte, en el sub-desarrollo, o mejor dicho, en el estancamiento institucional de Puerto Rico. En términos sencillos, en 1948 teníamos menos dinero pero mejores instituciones.Durante las últimas dos décadas los científicos sociales han notado que países que tienen acervos de capital y mano de obra similares pueden seguir trayectorias muy diferentes de desarrollo social y económico, aún después de tomar en consideración diferencias en los niveles de inversión y en los patrones de intercambio comercial y de cambio tecnológico. Este acertijo ha llevado a algunos estudiosos del tema a proponer que las diferencias en los niveles de desarrollo observadas en distintos países son causadas por diferencias en las estructuras institucionales.La "escuela institucionalista" ha cobrado popularidad recientemente debido al trabajo de Douglass North, Avner Greif, y Daron Acemoglu, entre otros. Sin embargo, como bien nos recuerda el profesor Francisco Catalá en su libro "Promesa Rota: una mirada institucionalista a partir de Tugwell" (Ed. Callejón, 2013), los orígenes intelectuales de la perspectiva institucional se remontan al trabajo de Thorstein Veblen y la publicación de su "Teoría de la Clase Ociosa" (1899).Los institucionalistas, nos dice Catalá, "colocan en el centro de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR