Evalúan cambios a ley de protección de menores

RESUMEN

El facultar a trabajadores sociales escolares a radicar querellas en la Policía cuando identifiquen o sospechen de la existencia de un patrón de maltrato o negligencia, no sólo podría representar un retraso en la agilidad y efectividad del proceso, sino que podría obviar unos pasos que en escenarios como este resultan medulares.

 
EXTRACTO GRATUITO

El facultar a trabajadores sociales escolares a radicar querellas en la Policía cuando identifiquen o sospechen de la existencia de un patrón de maltrato o negligencia, no sólo podría representar un retraso en la agilidad y efectividad del proceso, sino que podría obviar unos pasos que en escenarios como este resultan medulares.

Contrario a otros casos gubernamentales o legales, cuando se habla del reporte de un posible maltrato infantil hay una serie de procesos burocráticos que sí deben seguirse, alertó ayer Larry Alicea Rodríguez, presidente del Colegio de Profesionales del Trabajo Social, en una vista pública en la Cámara de Representantes.

Alicea Rodríguez cuestionó, además, que el Proyecto de la Cámara 873, como está redactado, no toma en consideración los aspectos sociales, psicológicos y las complejidades que involucran las situaciones de maltrato.

“El personal del Departamento de la Familia tiene la competencia y el conocimiento especializado en el manejo de estas situaciones, competencia que no tiene, necesariamente, la Policía”, señaló.

El proyecto, agregó, podría poner en riesgo a los niños si son llevados directamente a la Policía y no es un trabajador social de Familia quien maneja la situación.

Igualmente, implicaría...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS