Ex Parte san Juan Lábaro, 1990, 126 D.P.R. 84

AutorDra. Ruth E. Ortega-Vélez
Páginas106-108

Page 106

Ineficacia del Testamento. Revocación de Testamento Abierto.

Hechos: En 1972, Manuel San Juan otorgó testamento abierto ante Notario. En vida, le entregó a su hija Liliana un sobre con instrucción verbal de que lo abriera cuando él falleciera. Falleció en 1987. Liliana, en presencia de sus hermanos, abrió el sobre y encontró una copia del testamento abierto otorgado por su padre. En la primera página de esa copia, don Manuel había escrito la palabra “Nulo” y, al lado, sus iniciales. Además de dicha copia, había otro sobre en cuyo interior había otro manuscrito cuyo contenido total leía:

Mi esposa Carmen Lábaro Cruzado, y yo, Manuel San Juan Rodríguez, luego de pensarlo bien hemos acordado y así lo hacemos constar con la presente que no es ya necesario el testamento ante el Lcdo. Jacobo Ortiz Murias, y por tanto rechazamos y anulamos tal testamento. En su lugar, hacemos saber que es nuestra voluntad que cualesquiera bienes habidos durante nuestro matrimonio sean divididos y distribuidos como sigue: una tercera parte para nuestro cuatro hijos; una tercera parte para nuestros nietos en partes iguales; y una tercera parte para nuestras dos hijas, Haydeé e Ivelisse, en adición a lo ya otorgado. Todo se efectuará sin albacea; pero con el consejo de un Contador Público Autorizado y como repartidora nuestra hija Liliana San Juan Lábaro. Suplicamos a todos que entiendan la razón de nuestros deseos y voluntades.

Manolo y yo estamos completamente de acuerdo con esta decisión como nuestra última voluntad.

Diciembre 31 de 1976.

Manuel San Juan

Carmen Lábaro.

Page 107

Con vista a estos documentos, en 1987, Liliana presentó una solicitud de Protocolización de Testamento Ológrafo. Expuso los hechos relacionados y pidió que dicho documento transcrito se reconociera como testamento ológrafo, genuino y auténtico de su padre y que se ordenara su protocolización.

En 1988, Víctor, el hermano de Liliana, instó una petición jurada aduciendo que el testamento abierto de su padre –1972–, no había sido revocado, en el que fue instituido como albacea del caudal hereditario, y que había aceptado el cargo mediante juramento ante notario. En 1989, el tribunal accedió.

En la acción sobre protocolización de testamento abierto, compareció Thomas Lincoln San Juan. Alegó ser nieto y heredero del causante y pidió la desestimación del testamento ológrafo por ser mancomunado y que debía subsistir el testamento abierto de 1972.

A solicitud de todas las partes, el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba