Gobierno amenaza con multas

La presidenta de la Junta de Calidad Ambiental (JCA), Tania Vázquez, otorgó un plazo de 24 horas a la cogeneradora AES Puerto Rico para corregir una serie de señalamientos identificados por un grupo de senadores durante una inspección aérea realizada ayer sobre las instalaciones.

El incumplimiento con cualquiera de las disposiciones incluidas en la Resolución 17-14, podrían conllevar multas ascendentes a $25,ooo diarios por cada infracción.

“Las preocupaciones del presidente del Senado (Thomas Rivera Schatz) son legítimas, y el material fílmico que nos habrá de enviar, complementa las iniciativas que la JCA ha tenido para inspeccionar y corroborar que, en efecto, AES y EC Waste estén en cumplimiento con las regulaciones ambientales”, expresó Vázquez.

La inspección aérea del grupo de senadores a la cogeneradora AES Puerto Rico, en Guayama, y los rellenos sanitarios Peñuelas Valley Landfill, dejó al descubierto el posible incumplimiento de las empresas en el manejo y almacenamiento de residuos de combustión de carbón.

Estos mismos planteamientos habían sido esbozados por los grupos opositores desde que se reanudó el depósito de cenizas en Peñuelas en julio sin que, hasta ahora, hubiesen sido atendidos.

“¿Si están disponiendo correctamente, si está manejándose el control de las dos gigantescas montañas que vimos allí correctamente? Yo creo que no, pero yo no soy un experto en eso”, cuestionó ayer el presidente del Senado Rivera Schatz.

Las empresas negaron las imputaciones de inmediato.

Vídeos obtenidos por el grupo de legisladores, compuesto por los penepés Nelson Cruz y Luis Berdiel, por el independentista Juan Dalmau y por el independiente, José Vargas Vidot, muestra camiones transportando el material “sin la protección necesaria y con exceso de carga”. Igualmente, se observan dos montañas de residuos en los que se deposita el material, como el Agremax, “sin ningún tipo de protección”, dijo Vargas Vidot.

Según el grupo, una de las montañas era Agremax y, la otra, de una coloración más oscura, eran “cenizas producto de la quema del carbón”.

En el área del vertedero, señaló Berdiel, no se pudo identificar ningún material líquido para solidificar las llamadas cenizas “fly ash” y evitar su esparcimiento con el viento. “Los cogimos al descubierto. La montaña de cenizas no está humedecida, está completamente allí, a la intemperie… a mi juicio, no hay un buen manejo del material”, sostuvo.

“Es algo impactante. Es algo que nos debe...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba