Le hacen frente al acoso escolar

 
EXTRACTO GRATUITO

Por Keila López Alicea

keila.lopez@elnuevodia.com

Y es que no solo los menores sufren secuelas emocionales y hasta físicas a causa del acoso escolar, sino que pronto hasta los adultos y las instituciones educativas podrían enfrentar consecuencias laborales y legales por no hacer frente al "bullying".

Ante lo que se percibe como un aumento en el acoso y las agresiones entre niños y jóvenes en el ambiente educativo, tanto las instituciones privadas como el Departamento de Educación y la Legislatura han decidido tomar cartas en el asunto.

Lo que para algunos adultos podrían parecer comportamientos inofensivos, entre niños constituyen ejemplos de acoso escolar, un mal que el 12.6% de los niños y jóvenes de escuela pública y privada en la Isla enfrenta varias veces al mes, de acuerdo con un estudio realizado en el 2013 por la firma independiente Parenting Resources.

"El acoso escolar o 'bullying', que se define por aquella conducta en la que un alumno es agredido o convertido en víctima, al estar expuesto de forma repetida y durante un tiempo, a agresiones físicas y/o psicológicas que lleva a cabo otro alumno o varios de ellos, es una conducta que requiere un proceso de reflexión y atención inmediata", estableció la sicóloga y presidenta de PR Stop Bullying Association, Maribel Rivera Nieves.

Ante esto, en la Legislatura se discuten diversas medidas para intentar erradicar este comportamiento.

Una de ellas es el proyecto de la Cámara 1424, de la autoría del representante Ramón Luis Cruz, que ordena a todas las instituciones educativas del país -tanto pública como privadas, de educación primaria, secundaria y superior- a establecer protocolos para prevenir y atender el "bullying". Esta pieza legislativa impone responsabilidad a las instituciones y los adultos que no atiendan el acoso.

"Uno de los señalamientos que nos han hecho es que hay muchos maestros que se hacen de la vista larga ante los casos de 'bullying' y eso no puede ser. Con esta medida le damos el respaldo y la protección al maestro para que sienta que puede referir los casos de acoso escolar, pero también le damos la responsabilidad y el que no lo haga puede enfrentar sanciones y pueden haber cargos por maltrato institucional", sostuvo Cruz.

El proyecto de ley surgió de una investigación realizada por la Comisión cameral de Asuntos de la Juventud y recogió los señalamientos de más de una decena de individuos y entidades, entre ellos jóvenes acosados, exacosadores y organizaciones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA