Hermandad V. V. E. Enginering, 1984, 115 D.P.R. 711

Autor:Dra. Ruth E. Ortega Vélez
Páginas:304-305
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 304

Valor Persuasivo de Decisiones de los Tribunales de los Estados Unidos. Hechos: La Hermandad Unida de Carpinteros y Ebanistas de América, demandó por cien mil dólares a V. & E. Engineering Const., a Levitt Homes, Inc. y a otros por no deducir las cuotas de la Unión y cometer alegadas violaciones adicionales al convenio. Levitt notificó a la Hermandad una oferta para consentir a que se dictase sentencia en su contra por la cantidad de mil doscientos dólares. La oferta fue rechazada.

Las partes solicitaron que el tribunal de instancia resolviese el aspecto de la responsabilidad vicaria de Levitt por la deuda de V. & E. Engineering, una contratista independiente empleada por Levitt. El tribunal de instancia

Page 305

desestimó la demanda contra Levitt y condenó a la Hermandad al pago de costas. Levitt presentó un memorando de costas por $819.92 y una moción para que se le concediesen $5,226.50 por concepto de honorarios de abogado incurridos a partir de la fecha de la oferta de sentencia. El tribunal declaró sin lugar la moción sobre los honorarios, así como ciertos renglones del memorando de costas. Levitt acude ante el Tribunal Supremo.

Controversia: Si el tribunal a quo erró al declarar sin lugar la moción sobre los honorarios de abogado.

Decisión del Tribunal Supremo: Revoca la resolución recurrida. Fundamentos legales: Este caso plantea la necesidad de aclarar aspectos esenciales de la Regla 35.1 de P. Civil, referente al procedimiento de oferta de sentencia. El propósito básico de la Regla 35.1 es fomentar las transacciones. Tal objetivo se derrota si se permite invocar la regla mediante ofertas de sentencia irrazonables. La Regla 35.1 no es operante cuando dentro del contexto de cada caso, la oferta no es realista, razonable y producto de la buena fe. De darse las circunstancias para la operación de la Regla, el tribunal de instancia conserva su discreción para determinar la razonabilidad de la cuantía de honorarios que interesa cobrar el oferente. Sin embargo, lo interesante es que el Tribunal Supremo señala que, las decisiones del Tribunal Supremo Federal, que interpretan la Regla 68 de Proc. Civil Federal, idéntica a la Regla 35.1 sobre oferta de sentencia, solo tienen valor persuasivo en la jurisdicción de P.R.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA