Imprescindible la aportación de las empresas familiares

En Puerto Rico se habla poco de la aportación de las empresas de familia a la economía local, pero estas generan 98,000 empleos directos y un total de $1,950 millones en ventas anuales.Se estima que son 300 las empresas familiares, con al menos $5 millones en ingresos anuales cada una, y operan en diversos sectores económicos, entre ellos distribución, seguros, servicios, construcción, manufactura, bienes raíces y salud.Por años ha habido un dilema en cuanto a la fuerza que representan las empresas locales y de familia en el país, ya que, pese a que aportan a la economía, entendidos en el tema opinan que su contribución no es suficiente para el crecimiento sostenido que necesita Puerto Rico.Ramón L. Rivera, principal oficial ejecutivo (CEO, por sus siglas en inglés) de la firma de consultoría Quality for Business Success LLC (QBS) —especializada en estrategias de negocio, empresas familiares y transformación organizacional— atribuye ese dilema a que las empresas familiares locales a través de los años no se insertaron en la economía global. "Puerto Rico utilizó la estrategia de atraer empresas de afuera y no que las de aquí conquistasen mercados en el exterior. Eso se ve, no solo en el modelo económico, sino en las escuelas y universidades que prepararon a excelentes profesionales para ser empleados", sostuvo Rivera.Mientras Puerto Rico se enfocaba en presentar al país como una localidad atractiva para la inversión extranjera, otros, en contraposición, se enfocaron en invertir en el desarrollo de su clase empresarial para que tuviera presencia y un rol protagónico en otros mercados. Lo difícil es que con la estrategia de desarrollo económico que siguió Puerto Rico, "las empresas locales se convirtieron en dependientes de las empresas extranjeras multinacionales, y en ese proceso, muchas empresas familiares sucumbieron", dijo Rivera.Según él, ha sido en los últimos años, en parte por la crisis fiscal y la depresión económica, que la empresa local ha reconocido que tiene que incursionar en la esfera global si quiere subsistir, y el gobierno ha entendido que la apuesta de país debe estar en crear empresarios y en nutrir a las pymes, y no en concentrarse en incentivar al que llega de afuera.Es a partir de entonces, y prácticamente por necesidad, que las empresas de familia se han profesionalizado más, tienen mayor apego a la tecnología y a la innovación, y se han animado a explorar nuevos mercados, sostuvo el experto en negocios...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba