In Re: Anselmo Irizarry Irizarry, 2014 T.S.P.R. 27

Autor:Dra. Ruth E. Ortega-Vélez
Páginas:84-85
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 84

Deber de Atender Requerimientos del Tribunal Supremo.

Hechos: El Lcdo. Anselmo Irizarry Irizarry fue admitido al ejercicio de la abogacía y de la notaría. En 2004, este asumió la representación legal de la Sra. Ruth Rodríguez Millán. Ella presentó una queja en contra del abogado ante la Oficina del Procurador General. Alegó que en mayo del 2004 estuvo involucrada en un accidente; que contrató los servicios del abogado para que le radicara una demanda civil; que el querellado le dijo que tenía que esperar a que se le citara para el caso. En varias ocasiones, la señora Rodríguez llamó a la oficina del abogado y fue imposible contactarlo.

La quejosa se presentó personalmente en la oficina del abogado; dialogaron y el querellado justificó el retraso del caso por la situación económica de los seguros implicados en la controversia. Además, el abogado le solicitó que le concediera un mes para dejarle saber el estado de los procedimientos. Ese mismo día, la querellada le entregó al licenciado Irizarry copia de sus últimos análisis médicos para récord del caso. Transcurrido el tiempo solicitado por el querellado y, al no tener respuesta del mismo, la señora Rodríguez le escribió una carta certificada. El abogado no contestó.

La querellante tuvo que consultar con otro abogado quien le orientó que fuera personalmente al Tribunal para revisar el expediente de su caso. Le informaron que su caso estaba inactivo y que había sido desestimado.

La Oficina del Procurador General cursó al querellado dos requerimientos certificados con acuse de recibo en los cuales se le solicitó que respondiera a las alegaciones presentadas en su contra. El querellado reconoció su falta y expresó que estaba dispuesto a reunirse con la Procuradora General Auxiliar y con la quejosa en aras de encontrar una solución razonable para reparar el perjuicio causado. La Oficina del Procurador General le informó al licenciado Irizarry que él tenía que comunicarse directamente con la quejosa, sin la intervención de esa oficina, para buscar una solución.

El abogado no cumplió con unos requerimientos y órdenes que le hizo el Tribunal Supremo y la Oficina del Procurador General.

Decisión del Tribunal Supremo: Suspende indefinidamente del ejercicio de la abogacía a Anselmo Irizarry Irizarry, por haber ignorado requerimientos del Tribunal y de la Oficina del Procurador General en relación con queja en su contra.

Fundamentos legales: El apartarse de cumplir con los deberes que imponen...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA