In re González Vélez, 2002 J.T.S. 57

AutorDra. Ruth E. Ortega-Vélez
Páginas152-153

Page 152

Cesión de Partición Hereditaria.

Hechos: El 11 de agosto de 2000, la Sra. Paquita Roig Ellinger presentó una queja contra la Lcda. Elsa Ariadna González Vélez en su carácter como notaria. La quejosa alegó que debido a la falta de diligencia de la Lcda. González Vélez, al esta no inscribir la compra de un inmueble en el Registro de la Propiedad, aquélla incumplió con los pagos hipotecarios, ya que no pudo refinanciar la propiedad para obtener el dinero que necesitaba y, consiguientemente, los acreedores hipotecarios instaron acción para ejecutar las hipotecas que gravaban la propiedad.

La escritura de compraventa que motivó la queja fue la Escritura Núm. 5 otorgada por el Sr. César Vázquez Class como vendedor y la Sra. Roig Ellinger como compradora, ante la Lcda. González Vélez. En esta, la licenciada expresó que el vendedor adquirió la mitad del valor de la propiedad por un Contrato de Cesión de Participación Hereditaria el 15 de diciembre de 1995 por affidávit núm. 31,233 ante notario público. La licenciada dio fe de haberles hecho las advertencias legales pertinentes, en especial la necesidad de que dicha escritura sea inscrita en el Registro de la Propiedad para que el negocio tuviese efecto contra tercero. La Escritura Núm. 5, tal y como fue otorgada el 1 de agosto de 1997, no se inscribió en el Registro.

El Tribunal Supremo remitió la queja a la Directora de Inspección de Notaría para que rindiese el respectivo informe. En el Informe se concluyó que "sin lugar a dudas, en su labor como notario, la licenciada González Vélez

Page 153

incurrió en un claro error de derecho al evaluar los antecedentes de la propiedad involucrada...". Expresó que el Art. 1232(4) del C.c. exige que el contrato de cesión de derechos hereditarios debe constar en documento público.

La abogada González Vélez expresó que se había pactado entre las partes el que la Escritura Núm. 5 no se presentaría al Registro de la Propiedad hasta que la compradora pagase lo acordado en la compraventa. Alegó que la compradora nunca hizo los pagos correspondientes. Expresó que el hecho de que el contrato de Cesión de Participación Hereditaria fuese hecha originalmente mediante declaración jurada, no contribuyó al procedimiento...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba