In Re: Juan Javier Guadalupe Díaz, 2014 T.S.P.R. 33

Autor:Dra. Ruth E. Ortega-Vélez
Páginas:103-104
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 103

Deber del Notario de Satisfacer Deudas Arancelarias.

Hechos: El licenciado Juan Guadalupe Díaz fue admitido al ejercicio de la abogacía y al de la notaría. El 21 de mayo de 2013, el Director de la Oficina de Inspección de Notarías (O.D.I.N.), Lcdo. Manuel E. Ávila De Jesús, presentó ante el Tribunal Supremo una Moción informando aprobación con deficiencias de obra notarial incautada y otros remedios.

Los protocolos de los años 2000, 2002-2004 y 2008-2011 fueron aprobados luego de que el notario subsanara las deficiencias señaladas. Los protocolos de los años 2001, 2005, 2006 y 2007 fueron aprobados con deficiencias, luego de un proceso administrativo en el cual el abogado acreditó que las mismas eran insubsanables. Por su parte, el Registro de Testimonios correspondiente a los asientos 27,737 - 40,351 quedó pendiente de aprobación pues no se adhirieron los sellos de asistencia legal en 8,538 asientos, lo que equivale a una deuda de $25,641. Se le concedieron 60 días para satisfacer el pago total de los aranceles adeudados.

Al licenciado Guadalupe Díaz se le concedió un término final e improrrogable de 60 días para cumplir con la deuda. No obstante, al día 15 de mayo de 2013,no había cumplido su obligación.

El notario compareció en cuatro ocasiones para mantener al Tribunal informado. Desde la primera comparecencia, informó que había logrado cancelar 2,405 sellos de asistencia legal para un total de $7,215. Informó también que una vez recibiera más honorarios de abogado, procedería a cancelar los sellos adeudados. El notario no ha subsanado la deuda arancelaria existente.

Decisión del Tribunal Supremo: Suspende del ejercicio de la notaría a Juan Javier Guadalupe Díaz por no haber satisfecho deudas arancelarias a pesar de los requerimientos del Tribunal Supremo. Es referido al Departamento de Justicia para la investigación correspondiente.

Fundamentos legales: Los notarios tienen el deber, una vez se le señalan...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA