In re Rivera Vazquez, 2001 J.T.S. 140

AutorDra. Ruth E. Ortega-Vélez
Páginas166-170

Page 166

Formalidades en el Testamento.

Hechos: El 18 de febrero de 1999, el Procurador General de Puerto Rico presentó una querella contra el licenciado Luis A. Rivera Vázquez, quien fue admitido al ejercicio de la abogacía y al ejercicio de la notaría. La querella

Page 167

contiene cuatro (4) cargos contra el querellado, en su capacidad de notario. Entre los cargos formulados contra el licenciado Luis A. Rivera Vázquez está el Cargo II:

El Lcdo. Luis A. Rivera Vázquez, al autorizar la escritura número 73 de fecha 15 de diciembre de 1986, violentó el Art. 631 del Código Civil del Puerto Rico y la Sección 15 de la Ley Núm. 99 de fecha 27 de junio de 1956, 31

L.P.R.A. [2147][,] habiendo sido los testigos instrumentales en un testamento, parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad del legatario del tercio de libre disposición.

El licenciado Rivera Vázquez negó las imputaciones en su contra resumidas en los cargos I y IV, por la forma en que estaban redactados, y aceptó los hechos imputados en el cargo II.

Luego de varios incidentes procesales, el Comisionado Especial, convocó a las partes a reunirse en conferencia con antelación a vista, con el propósito de simplificar las cuestiones litigiosas y considerar la admisión de prueba. Luego de celebradas varias vistas, las partes sometieron ante el Comisionado Especial, un Informe de Conferencia entre Abogados, del cual surge que el licenciado Rivera Vázquez, luego de examinar detalladamente los eventos ocurridos y los documentos autorizados por él y circulados entre las partes, admitió que corrigió la escritura originalmente otorgada. Surge, además, que el querellado aceptó haber utilizado como testigos instrumentales en el otorgamiento del testamento abierto a un sobrino y a un hermano del señor Francisco Javier Colón Torres, beneficiario del tercio de libre disposición.

Entre las determinaciones de hechos a que llegó el Comisionado Especial en su informe están que: El día 20 de diciembre de 1986, la señora Angela Cabrera Cabrera otorgó testamento abierto ante el Notario y ahora querellado, Luis Rivera Vázquez. En dicho testamento, la testadora nombró como heredero en el tercio de legítima estricta a su hija, Carmen Milagros Rodríguez Cabrera; a sus nietos, hijos de Carmen Milagros, Víctor M. y Karla Michelle Maldonado Rodríguez, como herederos y por partes iguales del tercio de mejora. El tercio de libre disposición se lo dejó al Sr. Francisco Javier Colón Torres, a quien nombró también como Albacea Testamentario. El día 27 de mayo de 1987...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba