Investigan un pasado sumergido

 
EXTRACTO GRATUITO

SALINAS.- Alanis Muñiz Camacho y Adriana Rivera Mercado desconocían que en los predios de la antigua central azucarera Aguirre, en este pueblo, hay vías ferroviarias bajo agua.Pero, lo que nunca imaginaron fue que, con la ayuda de un robot submarino, ellas y sus demás compañeros de décimo grado de la Academia Ponce Interamericana serían los primeros en documentar el estado actual de esa infraestructura.Se trata de una investigación arqueológica que forma parte de un proyecto desarrollado por profesores del plantel, adscrito al Recinto de Ponce de la Universidad Interamericana, que integra la tecnología y robótica en el curso de Historia de Puerto Rico, a fin de impulsar la curiosidad e interés de los alumnos.El pasado miércoles, los jóvenes lanzaron a "Tiger" por primera vez al agua. Alanis y Adriana fueron las encargadas de manejar los controles del robot, que está hecho de PVC, mide 24 pulgadas y pesa alrededor de 20 libras. Tiene cuatro motores, tres cámaras y una linterna.Desde una plataforma a orillas de la Reserva Nacional de Investigación Estuarina de Bahía de Jobos, Alanis y Adriana adentraron el robot hasta una distancia de 30 pies. Aylin Rodríguez Santiago y Jheddiemar Rivera Arroyo se cercioraban de que el cable que permite el desplazamiento del robot no se enredara.Simultáneamente, Mia Sarah Oliveras Rodríguez monitoreaba las imágenes del lecho marino que "Tiger" recogía.El grupo era guiado por los profesores Samuel Cardeña e Inés Lugo, de Robótica e Historia, respectivamente.NUEVO CONCEPTO EDUCATIVO"Este proyecto despertó mi curiosidad por saber más del tema, aparte de que es una forma divertida de aprender", dijo Mia Sarah, tras describirse "afortunada" de formar parte de la investigación.En esa misma línea, Jheddiemar expresó que le enorgullece pertenecer a la primera institución académica que hace un estudio submarino de las vías en Aguirre. "Es una oportunidad que no se da todos los días, y espero que sea una investigación a largo plazo para seguir adquiriendo conocimiento", sostuvo.Para la profesora Lugo, las palabras de ambas estudiantes demuestran que el proyecto ya está produciendo los resultados esperados."La clase de Historia no necesariamente ha sido la predilecta de los estudiantes a través de los años, y por eso hemos integrado nuevas estrategias de enseñanza. Llevamos tres meses con este proyecto y a los jóvenes les encanta; me cuestionan todo y eso es lo que estamos buscando. La historia no es estática y ellos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA