Invierte en el casco urbano

 

Nota del editor: Hoy continuamos la sección especial Radiografía Municipal, un espacio para dar a conocer los desafíos y aciertos en las administraciones de algunos municipios, así como el sentir de sus residentes.El centro urbano de Bayamón estaba tan deteriorado que, hace 10 años, la producción de la película The Men who Stare at Goats lo encontró idóneo para simular un poblado bombardeado de Irak.Todavía quedan vestigios de ese abandono en la parte oeste del casco urbano, pero el gobierno municipal ha visto un resurgir de la zona tras adquirir y desarrollar una veintena de propiedades.La administración de Ramón Luis Rivera Cruz ha adquirido 21 estructuras -durante los últimos 14 años- con el fin de desarrollarlas y fomentar nuevos inquilinos residenciales y comerciales. La calle Barbosa ha sido pionera en ese proyecto de revitalización, con locales como El Nido, Café 2150 y Casa de Los Artistas, un edificio que alberga las residencias y talleres de seis artistas. Estos tres comercios se ubican en propiedades municipales, adquiridas entre 2005 y 2013.Asimismo, hay planes de desarrollo para convertir el antiguo teatro Francisco Oller en un centro gastronómico, con bares y restaurantes, que se proyecta abrir antes de diciembre. H&E Development, LLC ganó la subasta con un contrato de $2 millones para su remodelación.Brigadas de empleados municipales comenzaron también a demoler las paredes interiores de la antigua sede de la Cámara de Comercio de Bayamón, que se transformará en un hostal."Tenemos que sembrar la semilla para que otros lleguen", sostuvo Rivera Cruz, en referencia a la zona en la cual los inversionistas no mostraban interés.Contrario a esa iniciativa de inversión pública, en áreas suburbanas de Bayamón existe un compromiso del sector privado para desarrollar tres espacios comerciales adicionales, lo que es cónsono con el desparramamiento urbano que ha ocurrido en la ciudad desde 1970 ante el alza poblacional.El plan de desarrollo económico del municipio, bastión del Partido Nuevo Progresista, es contrario a la tendencia que se observa a nivel del gobierno central, que busca liberarse de bienes inmuebles mediante la venta o arrendamiento a largo plazo, con la idea de que el sector privado invierta en ellos."Por la particularidad de que nadie estaba interesado en los cascos urbanos, tuvimos que nosotros ser los que empezáramos la gestión. Luego de esta gestión, hay gente que está comprando aquí", observó el ejecutivo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba