E.L.A. V. Frigorifico, 2001 J.T.S. 125

Autor:Dra. Ruth E. Ortega Vélez
Páginas:304-305
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 304

Facultades del D.A.C.O. para Imponer Multas Administrativas.

Hechos: La Oficina de Asuntos Monopolísticos del Departamento de Justicia presentó cinco querellas ante el D.A.C.O. contra Frigorífico y Almacén del Turabo, Inc. y contra Oscar Rivera, presidente de dicha Corporación a base de que el referido establecimiento alegadamente vendió productos “al detal, o al por menor”, durante varios domingos, antes de las once de la mañana esto en violación de la ley.

La Oficina de Asuntos Monopolísticos solicitó del D.A.C.O. que, además de ordenarle a los querellados cumplir con las leyes antes indicadas, le impusiera a la Corporación una multa administrativa. El foro administrativo consolidó las querellas presentadas. El D.A.C.O. ordenó a la Corporación y al Sr. Rivera que cesaran de violar las leyes; además, impuso una multa administrativa a la Corporación y una multa administrativa al Sr. Rivera en su carácter personal.

Denegada la reconsideración, los querellados presentaron un recurso de revisión ante el T.A. Dicho foro confirmó la resolución administrativa.

De esta sentencia, los querellados acudieron ante el Tribunal Supremo. Controversia: Si el T.A. cometió error al confirmar las multas administrativas a pesar de ser estas exageradamente altas, mayores a las permitidas por la ley vigente y por no proceder la imposición de honorarios de abogado.

Decisión del Tribunal Supremo: Revoca la sentencia recurrida para reducir la multa administrativa a la corporación a solo $25,000 y eliminar la multa administrativa a su presidente en carácter individual. El D.A.C.O. no tenía jurisdicción para imponer una multa administrativa al presidente de la corporación en su carácter personal, pues se trataba en verdad de una multa penal fuera de la jurisdicción del foro administrativo.

Page 305

Fundamentos legales: La Ley Núm. 1-1989 reconoce dos acciones: una criminal y una administrativa. De una parte, dispone que su incumplimiento constituye un delito menos grave el cual apareja una pena de multa, reclusión o ambas. De otro lado, establece que toda infracción a sus disposiciones constituirá también una práctica o método injusto y desleal de competencia, dando base a una acción administrativa que podría conllevar una multa administrativa. La Ley 1 derogó la “Ley de Cierre” con el propósito de proteger a los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA