Languidece el reciclaje en Puerto Rico

 
EXTRACTO GRATUITO

Muchos ciudadanos depositan cada día papel, cartón, plástico y latas en zafacones que llevan el conocido símbolo del triángulo con tres flechas, con la esperanza de que esos desperdicios no llenen los vertederos, se reciclen y así colaborar con la protección del medio ambiente. ¿Pero qué sucede después con esos materiales? ¿A dónde van a parar una vez se los lleva el camión?"Más de un 90% a 95% de lo que procesamos y es de calidad, lo exportamos", asegura Maribelle Marrero Vázquez, vicepresidenta de Asuntos Gubernamentales de ConWaste, empresa puertorriqueña que ofrece servicios de recogido y disposición de desperdicios sólidos y reciclaje. "Decir que un 5% se queda en Puerto Rico es bien optimista porque aquí casi no hay industrias que utilicen el material reciclable para hacer un producto final".Con sus palabras, Marrero brindó un atisbo a una industria dominada por las exportaciones a falta de compañías que se dediquen a utilizar materiales reciclables para manufacturar productos terminados en la isla.Por un lado, empresarios del sector aseguran que los altos costos operacionales, la proliferación de recicladores clandestinos y la falta de incentivos contributivos desmotivan a interesados en dedicarse a la manufactura. Por el otro, resaltan que es cada vez más retante exportar debido a que China impuso mayores restricciones a los desperdicios que acepta y redujo este tipo de importaciones, lo que ha dado paso a una caída en los precios a los que se venden distintos materiales en los mercados internacionales.Mientras, se reduce la vida útil de los vertederos porque, de 10,000 toneladas de basura que se generan a diario en Puerto Rico, solo se recicla alrededor de un 10%, según Marrero. Esto sucede a pesar de que la Ley para la Reducción y el Reciclaje de Desperdicios Sólidos en Puerto Rico (Ley 70 de 1992) disponía que el país debía cumplir la meta de reciclar el 35% de su basura en 2006; o sea, hace 13 años.Estos números contrastan grandemente con los países que ostentan las tasas de reciclaje más altas en el mundo. Estos son Alemania, que recicla el 56.1% de sus desperdicios, seguido de Austria (53.8%), Corea del Sur (53.7%), Gales (52.2%) y Suiza (49.7%), de acuerdo con un informe de la consultora ambiental Eunomia.El viaje de los desperdiciosDespués de que ciudadanos y organizaciones depositan materiales reciclables en contenedores distintos a los de la basura, compañías lo recogen para llevarlo en camiones a plantas de reciclaje y embalaje. Allí se vacían los camiones y el contenido es colocado en una cinta transportadora, donde se separan, ya sea con imanes en el caso de los metales, o a mano para los demás materiales.Luego, son triturados o compactados y colocados en contenedores, que en su mayoría son enviados por mar a países que los compran para usar el material reciclable como materia prima...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA