Sentencia de Tribunal Apelativo de 18 de Marzo de 2008, número de resolución KLAN200701455

EmisorTribunal Apelativo
Número de resoluciónKLAN200701455
Tipo de recursoApelación
Fecha de Resolución18 de Marzo de 2008

LEXTA20080318-05 Centeno Damaris v. Iglesia de Dios Pentecostal

Estado Libre Asociado de Puerto Rico

EN EL TRIBUNAL DE APELACIONES

REGIÓN JUDICIAL DE SAN JUAN

PANEL II

DILSA CENTENO OLMO, DAMARIS CENTENO OLMO, IGLESIA DE DIOS PENTECOSTAL DE SANTIAGO IGLESIAS, IGLESIA DE DIOS PENTECOSTAL FILADELFIA, RVDO. EFRAIN MARTINEZ Demandante-Apelante v. IGLESIA DE DIOS PENTECOSTAL, M.I., INC., JUNTA DE DIRECTORES, PEDRO TORRES VELAZQUEZ, PRESIDENTE Demandados - Apelados
KLAN200701455
Apelación procedente del Tribunal de Primera Instancia Sala de San Juan Caso Civil: KPE 2006-3199 (907) Sobre: Injunction, Daños y Perjuicios

Panel integrado por su presidenta, la Juez García García, la Juez Varona Méndez y el Juez Cabán García.

Cabán García, Juez Ponente

SENTENCIA

En San Juan, Puerto Rico, a 18 de marzo de 2008.

Mediante recurso de apelación presentado el 8 de octubre de 2007, comparecen ante este tribunal, Dilsa E. Centeno Olmo, Damaris

Centeno Olmo, Iglesia de Dios Pentecostal de Santiago Iglesias, Iglesia de Dios Pentecostal Filadelfia y el Revdo. Efraín Martínez (Apelantes). Nos solicitan que revoquemos la Sentencia del Tribunal de Primera Instancia, Sala Superior de San Juan (TPI) emitida el 15 de junio de 2007 archivada en autos el 10 de julio de 2007.

Por los fundamentos que expondremos a continuación, modificamos la Sentencia recurrida.

A continuación un breve resumen del tracto procesal del caso que ha generado el recurso que nos ocupa.

I.

El 21 de junio de 1996, la Iglesia Pentecostal Filadelfia Ministerio Mundial, Inc. presentó Demanda contra el Rev.

Pedro Torres Velázquez y la Sociedad Legal de Gananciales compuesta por éste y su esposa y en su capacidad de Presidente de la Iglesia Matriz. Solicitó al TPI que le reconociera y declarara la titularidad

de una parcela de terreno y el templo allí edificado. El 25 de octubre de 1996, el Rev. Pedro Torres Velázquez presentó una solicitud de desestimación alegando que faltaban partes indispensables.

El 7 de enero de 1997, la Iglesia Filadelfia enmendó su demanda para incluir como parte a la Iglesia Matriz. Más adelante presentó una segunda demanda enmendada, para incluir una acción por daños y perjuicios.

Solicitó además, que se delinearan los derechos propietarios sobre el inmueble en controversia y que se decretara su derecho a separarse de la Iglesia Matriz.

La Iglesia Matriz contestó la Segunda Demanda Enmendada y alegó entre sus defensas afirmativas que las propiedades que se adquieren con dinero obtenido mediante ofrendas y recolectas de la congregación local son propiedad de la Iglesia Matriz. Así está establecido en la Constitución de la Iglesia Matriz y el Reglamento Contrato al cual la Iglesia Filadelfia se obligó. En esta Contestación a la Segunda Demanda Enmendada se incorporó una Reconvención, en la cual la Iglesia Matriz reclamaba la titularidad del inmueble en controversia.

El 24 de noviembre de 1997, el Banco Popular de Puerto Rico presentó Solicitud de Intervención y Demanda de Intervención y Consignación de Pagaré. Manifestó ser el tenedor prendatario de un pagaré hipotecario garantizado por la propiedad en disputa. La intervención fue aceptada el 14 de enero de 1998.

Posteriormente, un grupo de personas (los Interventores) alegando ser miembros de la Iglesia Filadelfia, presentaron ante el TPI una Moción en Solicitud de Intervención. En la misma alegaron que no compartían la opinión del Rev. Martínez, por lo cual no interesaban reclamar contra la Iglesia Matriz. La Iglesia Filadelfia presentó su Oposición a Moción a Solicitud de Intervención el 3 de abril de 1998. En ésta, alegó que por lo menos nueve (9) de las ochenta (80) personas que aparecían como interventores no habían dado su consentimiento para ser incluidos como tal.

Luego de celebrar una vista, el TPI emitió Resolución el 26 de mayo de 2000, notificada 1 de junio de 2000 donde autorizó tanto la intervención del Banco Popular como la de los Interventores.

Inconforme, la Iglesia Filadelfia radicó una Moción de Reconsideración

el 22 de junio de 2000. La misma fue declarada No Ha Lugar el 5 de julio notificada el 14 de julio de 2000. La Iglesia no solicitó revisión judicial de dicha Resolución, por lo cual la misma advino final y firme, el 30 de julio de 2000.

Continuados los procedimientos, el 15 de septiembre de 2000 la Iglesia Matriz presentó una Solicitud de Sentencia Sumaria. Por su parte, la Iglesia Filadelfia presentó su oposición el 27 de octubre de 2000 y alegó que existía controversia sobre la interpretación del Reglamento Contrato. Posteriormente, la Iglesia Filadelfia radicó una Solicitud de Sentencia Sumaria en la cual alegaba ser dueña de la propiedad.

El 15 de junio de 2001, el TPI celebró una vista en la cual las partes discutieron sus alegatos. Entre las partes presentes se encontraban los Interventores, a quienes la Iglesia Filadelfia había notificado todos sus escritos.

El 24 de junio de 2002, notificada el 2 de julio de 2002, el TPI emitió Sentencia declarando Con Lugar la Solicitud de Sentencia Sumaria presentada por la Iglesia Matriz. En ésta, adjudicó la titularidad del terreno y el templo a favor de la Iglesia Matriz. El 11 de julio de 2002, la Iglesia Filadelfia presentó Moción Solicitando Determinaciones de Hechos y Conclusiones de Derecho Adicionales. Así las cosas, 17 de julio de 2002 la Iglesia Filadelfia presentó una Moción de Reconsideración.

Ambas mociones fueron declaradas No Ha Lugar el 18 de octubre de 2002.

Inconforme, la Iglesia Filadelfia presentó ante este Tribunal de Apelaciones un escrito de Apelación el 18 de noviembre de 2002. El 10 de diciembre de 2002 la Iglesia Matriz radicó una Solicitud de Desestimación del recurso de apelación por falta de jurisdicción.

Basaron su solicitud de desestimación en el hecho de que no se había perfeccionado la apelación conforme a derecho ya que no se notificó ésta a las partes interventoras. La Iglesia Filadelfia presentó su Oposición a la Solicitud de Desestimación el 19 de diciembre de 2002 y cuestionó la validez de la Resolución del 26 de mayo de 2000 dictada por el TPI, en la cual se aceptaron las solicitudes de intervención.

Mientras tanto, el 18 de diciembre de 2002, la Iglesia Filadelfia presentó ante el TPI una Solicitud de Relevo de Resolución bajo la Regla 49.2 de las de Procedimiento Civil, 32 L.P.R.A. Ap. III. En ésta solicitó el relevo de la Resolución emitida por el TPI el 26 de mayo de 2000. Alegó, que se había cometido fraude al tribunal ya que algunos de los interventores anunciados en la solicitud de intervención no habían autorizado su participación.

Así las cosas, el 20 de febrero de 2003 el TPI emitió Resolución declarando No Ha Lugar la Moción de Relevo de Sentencia presentada por la Iglesia Filadelfia. Inconforme, ésta presentó un recurso de Certiorari ante este Tribunal de Apelaciones el 22 de abril de 2003. En...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR