Sentencia de Tribunal Apelativo de 16 de Noviembre de 2009, número de resolución KLAN200901084

EmisorTribunal Apelativo
Número de resoluciónKLAN200901084
Tipo de recursoApelación
Fecha de Resolución16 de Noviembre de 2009

LEXTA20091116-09 Benitez Joubert v. BPP Retail Properties, LLP

ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO

TRIBUNAL DE APELACIONES

REGIÓN JUDICIAL DE SAN JUAN

PANEL III

Deliz J. Benitez Joubert, José R. Hernández Ayala D.B.A., Family Fine Cleaners y la Sociedad Legal de Gananciales compuesta por ambos, Rafael Benítez Dávila, Bárbara Joubert Quiñones y la Sociedad Legal de Gananciales compuesta por ambos
APELANTES
V
BPP Retail Properties, LLP, Mark Mashburn, presidente BPP retail properties LLC, en su carácter oficial, y personal, BO Development Corp., Javier Méndez Álvarez, Director Regional BPP, Jomary Aponte Ramos, en su carácter oficial y personal, Estado Libre Asociado, Eli Rodríguez Pastrana, y José E. Jage, en su carácter de alguaciles del Tribunal de Bayamón
APELADOS
KLAN200901084
Apelación procedente del Tribunal de Primera Instancia Sala de San Juan Caso Núm.: KAC2008-0105 (807) SOBRE: Incumplimiento de Contrato, Daños y Perjuicios por Desahucio y Lanzamiento Ilegal

Panel integrado por su presidenta, la Juez Bajandas Vélez, el Juez Cordero Vázquez y el Juez Cortés Trigo.

Cortés Trigo, Juez Ponente

SENTENCIA

En San Juan, Puerto Rico, a 16 de noviembre de 2009.

Se recurre de una “sentencia” emitida por el Tribunal de Primera Instancia, Sala de San Juan (TPI), el 30 de junio de 2009 y archivada en autos y notificada el 7 de julio de 2009. Mediante la misma se declararon ha lugar las mociones de desestimación presentadas por varios de los apelados y se desestimó la demanda.

Acogemos el recurso de apelación como uno de certiorari, ya que se trata de la revisión de una resolución emitida por el TPI.1 Así considerado, resolvemos expedir el auto y confirmar.

I.

Según surge del expediente2, el 21 de julio de 2006 BO Development, Corp. (BODC) presentó una demanda sobre resolución de contrato, desahucio y cobro de dinero contra los esposos José R. Hernández Ayala (Hernández) y Deliz J. Benítez Joubert (Benítez) (en conjunto, esposos Hernández-Benítez), en el Tribunal de Primera Instancia, Sala de Bayamón (TPI Bayamón), caso núm. DCD2006-1822 (Caso de Desahucio). Solicitó se declarara resuelto el contrato de arrendamiento (Contrato de Arrendamiento) de un local comercial (Local) que los esposos Hernández-Benítez le habían alquilado a BODC en el Bayamón Oeste Shopping Center

(Centro Comercial) y ordenara a los esposos Hernández-Benítez

desalojar el Local y pagarle $3,674.73 de cánones adeudados, intereses, costas y honorarios de abogado.

La vista de primera comparecencia se celebró el 10 de agosto de 2006. Comparecieron BODC, representada por su abogado, el Lic.

Ramón L. Ramos Aponte (Lic. Ramos) y los esposos Hernández-Benítez, representados por su abogada, la Lic. Vanessa Berríos Morales (Lic. Berríos).

Durante la vista los esposos Hernández-Benítez se allanaron a los remedios solicitados por BODC, esto es, la resolución del Contrato de Arrendamiento, el desalojo del Local y el pago de las sumas reclamadas. Además, las partes acordaron que la ejecución de la sentencia dependería de ciertos acuerdos que negociarían extrajudicialmente.

El 16 de agosto de 2006 el TPI Bayamón dictó una sentencia, la cual fue notificada el 23 del mismo mes y año, conforme los acuerdos informados por las partes (Sentencia de Desahucio). En la misma se declaró resuelto el Contrato de Arrendamiento, condenó a los esposos Hernández-Benítez a pagar $3,661.59 en cánones de arrendamiento vencidos y $918.68 en honorarios de abogados y ordenó el desahucio de los esposos Hernández-Benítez y su lanzamiento del Local dentro de 20 días de que fuera firme la Sentencia de Desahucio. Además, se consignó que la ejecución de la Sentencia de Desahucio dependería de sí las partes pudieran perfeccionar o no ciertos acuerdos que negociarían extrajudicialmente.

El 17 de octubre de 2006, luego de que la Sentencia de Desahucio fuera firme, BODC solicitó una orden de mandamiento de lanzamiento porque las partes no habían llegado a un acuerdo que impidiera el lanzamiento del Local. El 9 de noviembre de 2006 el TPI Bayamón accedió a esta solicitud y el mismo día la Secretaría del TPI Bayamón emitió un Mandamiento de Lanzamiento en Juicio de Desahucio. El 14 de noviembre de 2006 la orden y el mandamiento de lanzamiento fueron notificados a las partes por medio de sus abogados.

El 14 de noviembre de 2006 los esposos Hernández-Benítez presentaron una moción informativa en la cual indicaron que habían cumplido sustancialmente

con el pago de los cánones adeudados y esperaban la renovación de un nuevo contrato de arrendamiento con BODC. Ésta, a su vez, presentó una moción el 21 de noviembre de 2006 en oposición al escrito de los esposos Hernández-Benítez.

Estas mociones no obraban en autos al dictarse la referida orden de lanzamiento de 9 de noviembre de 2006.

El 15 de diciembre de 2006 alguaciles del TPI Bayamón procedieron a ejecutar el mandamiento de desahucio. Mientras se diligenciaba el mismo, los esposos Hernández-Benítez

y el Lcdo. Enrique Reyes Coreano (Lic. Reyes), nuevo representante legal de éstos que a ese momento no había sido admitido por el TPI Bayamón como tal, comparecieron ex parte a la oficina del Juez que tenía el Caso de Desahucio asignado y ese día éste ordenó paralizar el lanzamiento y señaló para el 18 de diciembre de 2006 una vista urgente para discutir la paralización que los esposos Hernández-Benítez le solicitaron verbalmente.

Al día siguiente de celebrar la vista urgente, el 19 de diciembre de 2006 el TPI Bayamón emitió una Resolución. En la misma concluyó, luego de examinar los antes indicados escritos de las partes de 14 y 21 de noviembre de 2006 y sus anejos y escuchar los argumentos de las partes, que BODC le había enviado a los esposos Hernández-Benítez

un borrador de contrato titulado “Stipulation Agreement” para que éstos pudieran mantenerse como arrendatarios del Local, pero que no se formalizó un acuerdo entre las partes.

Conforme lo anterior y que la Sentencia de Desahucio era final y firme, el TPI determinó que no había impedimento legal alguno para la ejecución de la orden de lanzamiento. Además, declaró finalizado el incidente y autorizó a BODC a proceder con el lanzamiento conforme a derecho. Esta Resolución fue notificada el 19 de diciembre de 2006 por fax y teléfono y el 20 de diciembre de 2006 por correo al abogado de BODC y a los Lics.

Reyes y Berríos. A solicitud de BODC, el 28 de diciembre de 2006 esta Resolución fue enmendada nunc

pro tunc.

El 20 de diciembre de 2006 alguaciles del TPI Bayamón diligenciaron exitosamente el mandamiento de lanzamiento. No obstante, conforme lo consignaron los alguaciles en el diligenciamiento, una vez finalizado el incidente, el Lic. Reyes se llevó a los esposos Hernández-Benítez y rechazaron recibir copia del mandamiento.

Además, ese mismo día los esposos Hernández-Benítez intentaron paralizar dicho lanzamiento al presentar una moción urgente en la que solicitaron se ordenara a BODC y los alguaciles cesar y desistir de intervenir con ellos. Argumentaron que se debía paralizar el lanzamiento hasta que la Resolución del 19 de diciembre de 2006 adviniera final y firme. Indicaron que dicha Resolución se les había adelantado por fax, pero estaba pendiente de notificación.

Una vez se efectuó el lanzamiento, el 21 de diciembre de 2006 los esposos Hernández-Benítez

presentaron otra moción en la que solicitaron la imposición de desacato a BODC.

Alegaron que el lanzamiento efectuado por medio de los alguaciles había sido en desacato a la orden de paralización emitida por el TPI Bayamón el 15 de diciembre de 2006, la cual constituía el estado de derecho del caso hasta ese momento.

Mediante Resolución de 27 de diciembre de 2006 el TPI Bayamón denegó ambas mociones de los esposos Hernández-Benítez

por académicas. Indicó que no existía impedimento para ejecutar su orden de lanzamiento y los esposos Hernández-Benítez tuvieron tiempo suficiente para acudir al Tribunal de Apelaciones en revisión de su dictamen y solicitar que, en auxilio de su jurisdicción, se detuviera el desalojo.

El 26 de diciembre de 2006 los esposos Hernández-Benítez acudieron al Local y destruyeron las cadenas y candados que impedían acceso al mismo y tomaron posesión del Local para ejercer actos de dominio. Ante esa situación, el 27 de diciembre de 2006 BODC presentó una moción urgente en la que solicitaron se citara a los esposos Hernández-Benítez a una vista de desacato ante su alegado desafío a la Sentencia de Desahucio y las órdenes y resoluciones del TPI Bayamón.

El 28 de diciembre de 2006 el TPI Bayamón emitió una orden mediante la cual denegó lo solicitado por BODC porque consideró que el asunto era académico conforme su Resolución de 27 de diciembre de 2006.

Inconforme, BODC presentó una petición de certiorari

ante este Tribunal en la que solicitó se revocara la referida orden y se ordenara al TPI Bayamón celebrar una vista de desacato en la cual se dilucidara si los esposos Hernández-Benítez incurrieron en desacato. El 28 de marzo de 2007 este Tribunal expidió el auto de certiorari y emitió una sentencia en la que revocó la orden del 28 de diciembre de 2006 y ordenó al TPI Bayamón celebrar una vista de desacato. El correspondiente mandato fue remitido al TPI Bayamón el 20 de junio de 2007.

El 11 de julio de 2007 BODC presentó una moción.

Solicitó ser sustituida como demandante por BPP Retail Properties, LLP (BPP) porque le había vendido a ésta el Centro Comercial y, como parte de los acuerdos de compraventa, se había acordado que BPP continuaría tramitando el Caso de Desahucio. Además, se solicitó se impusiera una fianza de no residente a BPP porque ésta era una compañía organizada en Nueva York. No se certifica en esta moción que la misma fue notificada a los esposos Hernández-Benítez, ni a su abogado, el Lic. Reyes.

El 6 de agosto de 2007 el TPI Bayamón emitió una orden, notificada a las partes el 9 del mismo mes y año, en la que autorizó la sustitución de parte...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba