Sentencia de Tribunal Apelativo de 29 de Junio de 2012, número de resolución KLAN20120638

EmisorTribunal Apelativo
Número de resoluciónKLAN20120638
Tipo de recursoApelación
Fecha de Resolución29 de Junio de 2012

LEXTA20120629-213 Hernández Caraballo V. Padilla Valentin

ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO

EN EL TRIBUNAL DE APELACIONES

REGION JUDICIAL DE CAGUAS

PANEL X

JOSE J. HERNANDEZ CARABALLO
APELADO
V.
JACQUELINE PADILLA VALENTIN
APELANTE
KLAN20120638 APELACION procedente del Tribunal de Primera Instancia, Sala de Caguas Caso Civil Núm. EDI2011-0928

Panel integrado por su presidente, el Juez González Vargas, la Juez Carlos Cabrera y la Juez Nieves Figueroa.

González Vargas, Troadio, Juez Ponente.

S E N T E N C I A

En San Juan, Puerto Rico, a 29 de junio de 2012.

Comparece la demandada, Jacqueline Padilla Valentín mediante escrito de apelación presentado el 19 de abril de 2012. Nos solicita parcialmente la revocación de la Sentencia de Divorcio emitida por el Tribunal de Primera Instancia, Sala de Caguas (“TPI”), el 9 de marzo de 2012, notificada el 20 de ese mismo mes y año. Mediante ese dictamen, el TPI declaró roto y disuelto el vínculo matrimonial entre las partes por la causal de ruptura irreparable y dispuso además de la pensión alimentaria en favor del menor, hijo de la pareja.

Solicita, además, la parte apelante que se ordene la paralización de los procedimientos ante el TPI, se autorice el descubrimiento de prueba en torno a la pensión alimentaria del niño, se atienda la solicitud de alimentos “pendete lite” presentada ante el TPI y mientras se resuelve el recurso de autos, se le fije la referida pensión por ese concepto.

Por los fundamentos que se exponen a continuación, se confirma la Sentencia apelada en relación a la pensión alimentaria del menor y se desestima por falta de jurisdicción el asunto de la pensión pendente lite. Se devuelve el caso al TPI para que continúe los procedimientos en torno a la pensión pendente lite.

I

El demandante señor José Javier Hernández Caraballo y Jacqueline Padilla Valentín contrajeron matrimonio el día 14 de junio de 1991. En esa unión se procreó un niño, actualmente menor de edad, de nombre Christian Hernández Padilla.

El 2 de septiembre de 20111, el señor Hernández presentó demanda de divorcio por la causal de ruptura irreparable en contra de la demandada. El 19 de octubre de ese mismo año, la señora Padilla contestó la demanda. Arguyó que la causal de ruptura irreparable no procedía, puesto que no cumplía con los requisitos establecidos.

Adujo que dicha causal exigía que las partes estipularan lo relativo a la patria potestad, custodia, pensión alimentaria, así como la división y liquidación de la sociedad legal de gananciales. Además, argumentó que la causal violaba el derecho a la intimidad protegido por el artículo II sec. 8 de la Constitución de Puerto Rico.

El 14 de noviembre de 2011, la demandada presentó una Moción Urgente solicitando Vista de Alimentos entre Cónyuges. Planteó que desde el 3 de mayo de 2011 había presentado una demanda2 en la que solicitaba los referidos alimentos entre cónyuges, sin obtener resultados. Agregó que ese caso había sido consolidado3 con la acción de divorcio por la causal de ruptura irreparable, por lo que solicitaba una vista urgente en la que se dilucidara esa solicitud. Indicó que no contaba con medios suficientes para vivir y tenía serios problemas de salud, por lo que tenía derecho a que se le proveyeran alimentos entre cónyuges. El TPI procedió a señalar la misma para el 30 de enero de 2012. Luego se reseñaló para el 26 de marzo de 2012. En esa misma fecha el demandante solicitó se señalara la Vista de Divorcio, la cual fue pautada para el 24 de febrero de 2012 y, luego re-señalada para el 9 de marzo.

Pendiente a la celebración de ambas vistas, el 17 de enero de 2012, se celebró la vista de pensión alimentaria relacionada con el menor Christian Hernández ante la Examinadora de Pensiones Alimentarias. Ésta recomendó una pensión de $1,743.00 mensuales y que el demandante cubriese el 84% de los gastos de matrícula, libros, materiales y uniformes pudieran surgir durante ese periodo escolar. El TPI acogió tales recomendaciones y dictó Resolución el 23 de enero de 2012, notificada el 25 de ese mes.

El 17 de febrero de 2012, compareció la parte demandada mediante Moción Urgente Solicitando la consolidación de casos y la Enmienda a la Petición de Alimentos entre cónyuges a una pensión pendente lite. En la misma reiteró su necesidad de alimentos y solicitó que en la vista de 9 de marzo se dilucidara el asunto de la pensión pendente lite. Solicitó, además, hogar seguro para ella y el menor y la coadministración de los bienes gananciales. El 14 de marzo de 2012, notificado el 20 de marzo, el TPI dictó Resolución en la que 15 días a la otra parte para exponer su posición.

El 9 de marzo de 2012, se celebró la vista de divorcio. Ambas partes comparecieron representadas por abogados y, luego del desfile de la prueba, el TPI decretó disuelto el vínculo matrimonial: otorgó la custodia del menor a su madre, la patria potestad compartida y las relaciones paterno filiales a llevarse a cabo de forma abierta. Además, reiteró la pensión alimentaria ya fijada.

El 23 de marzo de 2012, se celebró vista en el caso sobre la pensión entre cónyuges solicitada por la demandada. Surge de la Minuta de ese día que la parte demandante objetó la celebración de esa vista por entender que existía una solicitud para que se enmendara la petición de alimentos entre parientes a una de alimentos pendente lite que estaba aún sin resolver. Además, arguyó que el término que le había otorgado para oponerse a la referida solicitud no había transcurrido.

El TPI determinó atender el asunto como una solicitud de alimentos entre cónyuges al amparo del Art. 143 del Código Civil. 32 L.P.R.A. sec. 562 La parte demandante se opuso por entender que la misma era improcedente y solicitó su desestimación, la que fue declarada no ha lugar. Luego de una extensa argumentación de las partes, la vista fue luego re-señalada para el 29 de marzo de 2012.

El 28 de marzo de 2012, el demandante presentó “Reconsideración del No ha lugar a la Moción Desestimatoria argumentando (sic) verbalmente el día 23 de marzo de 2012 previo al comienzo del desfile de la prueba de la Solicitud de Pensión entre Cónyuges en el presente caso. En síntesis, alegó que no procedía la solicitud de alimentos entre cónyuges bajo las disposiciones del Art. 142, 143 y 144 del Código Civil, supra. La solicitud debió ser al amparo del Art.

100 del Código Civil, 31 L.P.R.A. sec. 343, cuyas disposiciones solo se contemplan hasta el juicio. Indicó que ya el juicio de divorcio había terminado y se había dictado sentencia, por lo que no procedía se estableciese una pensión pendente lite ni una bajo el Art. 143, antes aludido.

Atendida la Moción, el 29 de marzo de 2012, el TPI mediante Resolución le concedió 15 días a la parte demandada para expresar su posición en cuanto a si se debía desestimar la petición de alimentos entre cónyuges por ser académica. También, dejó sin efecto el señalamiento de ese día.

Por su parte, el 17 de abril de 2012, la parte demandante presentó Réplica a Solicitud de Reconsideración. En síntesis, argumentó que procedía que el TPI hiciera una determinación en cuanto a su solicitud, bien sea bajo las disposiciones de alimentos entre cónyuges o como alimentos pendente lite y declarara sin lugar la desestimación solicitada por el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR