Sentencia de Tribunal Apelativo de 16 de Agosto de 2012, número de resolución KLRA201100242

EmisorTribunal Apelativo
Número de resoluciónKLRA201100242
Tipo de recursoRecursos de revisión administrativa
Fecha de Resolución16 de Agosto de 2012

LEXTA20120816-010 Cotto Ramos V. Corp. del Fondo del Seguro del Estado

Estado Libre Asociado de Puerto Rico

TRIBUNAL DE APELACIONES

REGIÓN JUDICIAL DE SAN JUAN

Panel III

JOSÉ J. COTTO RAMOS
Recurrente
v.
CORPORACIÓN DEL FONDO DEL
SEGURO DEL ESTADO
Recurrido
KLRA201100242
Revisión Administrativa procedente de la Junta de Apelaciones, Corporación del Fondo del Seguro del Estado Caso Núm.: JA-08-16 Sobre: Suspensión Empleo y Sueldo

Panel integrado por su presidente, el Juez Ramírez Nazario, el Juez Piñero González y el Juez Figueroa Cabán.

Figueroa Cabán, Juez Ponente

SENTENCIA

En San Juan, Puerto Rico, a 16 de agosto de 2012.

Comparece el señor José J. Cotto Ramos, en adelante el señor Cotto o el recurrente y solicita que revoquemos una decisión emitida por la Junta de Apelaciones de la Corporación del Fondo del Seguro del Estado, en adelante el Fondo o el recurrido, en virtud de la cual se confirma la determinación del Administrador de dicha agencia de suspenderlo de empleo y sueldo por treinta días al entender que actuó de manera irresponsable y negligente en el desempeño de sus funciones.

Por los fundamentos que expondremos a continuación se confirma la resolución recurrida.

-I-

Desde el año 1997, el señor Cotto se desempeñaba como Jefe/Supervisor de Pagaduría de la División de Finanzas en la Oficina Regional de Bayamón de la Corporación del Fondo del Seguro del Estado.1 Cónsono con sus funciones, el Fondo le proveyó al recurrente un código de usuario y número secreto para el acceso y manejo del programa Electronic Benefit Transfer y Tarjeta de Compensaciones del Trabajador, en adelante el Programa EBT. Mediante dicho programa, creado en el año 2002, el Fondo estableció un sistema de tarjetas electrónicas para que los lesionados/pensionados tuvieran acceso a los fondos otorgados como compensación.2

Allá para los años 2004-2005, surgieron irregularidades en el envío y entrega de las tarjetas de débitos del Programa EBT de varios participantes. A esos efectos, el Fondo llevó a cabo las investigaciones tituladas Encomienda 2005-59-03 y Encomienda 2005-101-14 en las que identificó el retiro fraudulento de fondos públicos mediante el uso de tarjetas de débitos que estaban bajo el control del señor Cotto.3

Específicamente, la Encomienda 2005-59-03 reflejó que mediante el código de usuario del recurrente se reactivó una cuenta que había sido congelada o puesta en un estatus de “dormant” por no haber sido utilizada en un periodo de tres meses desde la fecha en que se activó originalmente.4

Posteriormente la pensionada beneficiaria de dicha cuenta reportó no haber recibido la tarjeta de débito por correo debido a que la dirección a la que la enviaron no era la correcta.5

La investigación realizada a raíz de dicho incidente arrojó que el Fondo le había remitido por correo unas tarjetas de débito las cuales habían sido devueltas, pero aun así las mismas aparecían activadas en sistema.6 Así las cosas, una persona no identificada utilizó una de las tarjetas de débito a nombre de la perjudicada y realizó sin autorización de esta última cuatro retiros en efectivo que totalizaron $1,590.00.7

En la investigación de dicha encomienda, el recurrente proveyó una declaración jurada en la que aceptó que “yo entraba al sistema mi clave para que ellos trabajaran porque no se podía hacer transacciones, la clave mía era la única que podía trabajar con Dormant y/o quitar bloqueo y si no era mi clave se anulaban todas las transacciones, ningún pagador podía hacer nada”, esto con conocimiento de que no tenía autorización para prestar su clave.8

Asimismo, confirmó que él era el encargado de las tarjetas de débito que se guardaban en unas cajas fuertes en una bóveda.9 Además, aseguró que no siguió el proceso provisto por reglamento de que cuando alguna tarjeta de débito regresaba devuelta sin reclamar por su beneficiario, la misma tenía que ser decomisada.10

En cuanto a los hallazgos de transacciones fraudulentas, el señor Cotto aceptó que la cuenta cuyos fondos fueron apropiados ilegalmente fue reactivada mediante el uso de su código de usuario aun cuando no recuerda haber efectuado dicha transacción.11 Asimismo, la clave secreta que viabiliza la tarjeta de débito de dicha cuenta fue cambiada con el código de usuario del recurrente sin que éste tuviera conocimiento de la transacción.12

Sostuvo además que tampoco tuvo conocimiento de que bajo su clave se reportara perdida una tarjeta de débito a nombre de la lesionada o si se le entregó esa tarjeta a aquella.13

Por otro lado, de la Encomienda 2005-101-14 surgen dos situaciones similares a la antes descrita en las cuales se realizaron varias transacciones fraudulentas de las cuentas inactivas de otros dos participantes del programa de tarjetas de débito.14 En dicha investigación no se encontró evidencia de que los beneficiarios hubieran recibido las tarjetas de débito, más sí se probó su devolución por correo. Dichas tarjetas no fueron decomisadas tampoco. Del mismo modo, se registró en el programa, bajo el código de acceso del recurrente, la activación de esas cuentas y sus correspondientes tarjetas de débito y del cambio de la clave secreta de las tarjetas de débito sin su conocimiento.15

A esos efectos, el señor Correa declaró bajo juramento que “con el propósito de agilizar el proceso de activar casos Dormant accede con su clave al sistema y dejaba su clave activa lo que permitía a los empleados de Pagaduría activar estos casos”, aun cuando dicha facultad estaba limitada a los supervisores.16

Conforme a los hallazgos de la Encomienda 2005-59-03 y la Encomienda 2005-101-14, el 15 de junio de 2007 el Administrador del Fondo le notificó por escrito al señor Cotto su intención de suspenderlo de empleo y sueldo al entender que las faltas de controles en su desempeño como supervisor –al divulgar su código de acceso secreto y no custodiar las tarjetas de débito- propició el desembolso indebido de fondos públicos.17

Entendemos pertinente transcribir a continuación algunas partes del contenido de dicho comunicado:

La Oficina de Auditoría llevó a cabo unas intervenciones relacionadas a unas irregularidades detectadas en el manejo de los sistemas (EBT) Electronic Benefits Transfer y (TCT) Tarjeta de Compensaciones del Trabajador.

La Encomienda #2005-59-03, reveló que usted divulgó su código de acceso a empleados bajo su cargo sin autorización, lo que constituye una clara violación a la Orden Administrativa OA02-02, Normas para el Uso de las Computadoras Personales y Portátiles, que en su Inciso 4, dispone lo siguiente:

“El usuario será responsable de mantener en secreto su contraseña y de cualquier uso de privilegio en la red”. (Énfasis nuestro.)

Este acto negligente de su parte evidencia una grave falta de controles en contravención de la política pública establecida por la Oficina de Gerencia y Presupuesto (TIG-003, Seguridad de los Sistemas de Información) y (TIG-008, Uso de Sistemas de Información de la Internet y del Correo Electrónico) y la Corporación.

Es preciso señalar que dicha intervención se origina a raíz de un alegado retiro fraudulento de fondos de la cuenta de EBT de un lesionado Caso #86-11-05985-1, Sra. Irma Vélez, por la cantidad de $1590.00. El sistema EBT, provee que usted fue el usuario que entró el “pin number” el 14 de septiembre de 2004 para activar la cuenta “dormant” de la lesionada. Las transacciones correspondientes al mes de septiembre de 2004, no estaban completas en sus registros.

La tarjeta 2119, de la lesionada Irma Burgos bajo su custodia fue activada con su clave y fue enviada a una dirección incorrecta, provocando así que el lesionado no pudiera tener acceso a sus fondos de compensación como correspondía.

…

La cantidad de $1590.00 fue sustraída de la señora Burgos por otra persona no autorizada.

Por otro lado, la Encomienda 2005-101-14, revela faltas similares en el trámite del caso #04-11-0860-1, Sr. Alexis Acosta Nieves. Las transacciones de activación y asignación de número secreto no fueron debidamente registradas en los formularios correspondientes (CFSE-1077.5).

Ambas encomiendas concluyen que aunque no se determinó quién se apropió ilegalmente del dinero de los lesionados, la falta de controles propició el desembolso indebido de fondos públicos y el atraso en el pago de compensaciones a los lesionados. Para esta última encomienda los retiros indebidos ascienden a $480.00.

En adición se detectó que custodiaba gran cantidad de tarjetas de compensación que habían sido devueltas por correo y referidas por el Área de Operaciones, práctica contraria a lo expresado en el Procedimiento (50-03-12), Normas y Procedimientos para la Emisión y Administración de la Tarjeta de Compensación del Trabajador, inciso T, Parte II, que dispone y citamos:

“Las tarjetas y códigos devueltos por el correo son destruidas por el proveedor del servicio inmediatamente. Esto se corrobora siguiendo el procedimiento para el pago de las facturas del proveedor”.

Esta actuación de su parte puso en riesgo los activos de la Corporación en abierta violación al Reglamento de Personal vigente en su Artículo 15 – Retención en el Servicio, Sección 15.2 – Seguridad en el Empleo, criterios número 4, 5, 7, 9 y 10.

Por las razones expuestas, le notifico mi intención de suspenderlo de empleo y sueldo por el término de treinta (30) días laborables del puesto que ocupa en la Corporación.

…

De estar en desacuerdo con esta determinación, podrá solicitar audiencia en una vista informal dentro del periodo de cinco (5) días laborables a partir del recibo de esta misiva. De no hacer dicha solicitud, se entenderá que ha renunciado a la misma y se procederá a hacer efectiva esta acción disciplinaria.18

Insatisfecho con la notificación de intención de suspensión de empleo y sueldo, el señor Cotto solicitó una vista informal. La vista se celebró ante un Oficial Examinador en la cual el recurrente compareció representado por abogado y presentó...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba