Sentencia de Tribunal Apelativo de 27 de Enero de 2015, número de resolución KLCE201401660

EmisorTribunal Apelativo
Número de resoluciónKLCE201401660
Tipo de recursoRecursos de certiorari
Fecha de Resolución27 de Enero de 2015

LEXTA20150127-008 Banco Popular de PR v. Instituto Central de Diagnostico Inc.

Estado Libre Asociado de Puerto Rico

TRIBUNAL DE APELACIONES

REGIÓN JUDICIAL DE SAN JUAN

PANEL IV

BANCO POPULAR DE PUERTO RICO
Demandante-Recurrido
V
INSTITUTO CENTRAL DE DIAGNÓSTICO, INC., INTERNATIONAL CYCLOTRONS, INC., FRANK KOLODZIEJ CASTRO
Demandados-Peticionarios
KLCE201401660
CERTIORARI procedente del Tribunal de Primera Instancia, Sala de San Juan SOBRE: COBRO DE DINERO Caso Núm. K CD2012-1144 (906)

Panel integrado por su presidenta, la Juez García García, el Juez Hernández Sánchez y la Jueza Soroeta Kodesh.

Hernández Sánchez, Juez Ponente.

RESOLUCIÓN

En San Juan, Puerto Rico, a 27 de enero de 2015.

El Instituto Central de Diagnóstico, Inc. (Instituto Central de Diagnóstico), International Cyclotrons, Inc. (International Cyclotrons) y Frank Kolodziej Castro (Sr. Kolodziej) (en conjunto, peticionarios) solicitan que revoquemos una Resolución dictada el 5 de noviembre de 2014 por el Tribunal de Primera Instancia, Sala de San Juan (TPI). Mediante su dictamen, el TPI denegó la solicitud de los peticionarios para que se dejara sin efecto la Orden de embargo a favor del Banco Popular de Puerto Rico (BPPR), la cual fue emitida el 22 de octubre de 2014.

Por los fundamentos expuestos a continuación, se deniega la expedición del auto de certiorari.

I.

El 21 de mayo de 2012 el BPPR presentó una Demanda en cobro de dinero en contra de los peticionarios.1

Luego de varios acaecimientos procesales, el 27 de marzo de 2013 el TPI dictó una Sentencia en rebeldía en la que sostuvo que “la parte demandada fue debidamente emplazada, y no ha radicado alegación responsiva a la demanda, habiéndose anotado su rebeldía”.2

Como consecuencia, declaró “ha lugar” la reclamación de epígrafe.

A raíz de esto, el 6 de mayo de 2013 los peticionarios incoaron una Urgente moción de reconsideración y/o solicitud de relevo de sentencia.3 A pesar del planteamiento de que desconocían sobre la acción en su contra, el 31 de mayo de 2013 el TPI notificó la denegatoria de la solicitud de reconsideración y de relevo de sentencia.4

El 28 de enero de 2014 el TPI emitió una Orden que, según los peticionarios, le “concedía al BPPR una solicitud de expedición de órdenes y mandamientos de embargo en el caso de marras”.5

En reacción, el 4 de febrero de 2014 los peticionarios solicitaron que dejara sin efecto la orden de embargo, toda vez que alegaron que existían ciertos bienes muebles que, como colaterales, garantizaban la deuda a la que se le condenó en la Sentencia en rebeldía de 27 de marzo de 2013.6 Entonces, el 12 de febrero de 2014 el TPI notificó que dejó sin efecto la Orden de embargo que emitió el 28 de enero de 2014.7

Por su parte, el 19 de febrero de 2014 el BPPR presentó un escrito en el que se opuso a tener que recurrir a los colaterales que garantizaban lo adeudado.8 Argumentó a favor de la procedencia de la orden de embargo de los bienes que solicitaron y, a esos fines, expresó que:

Argumentan las partes demandadas que en este caso existe un colateral que garantiza la deuda, por lo que no se puede ordenar el embargo de otros bienes diferentes. No citan las partes demandadas fuente legal alguna que sostenga ese argumento. Las partes demandadas colocaron como colateral mueble unos equipos radiológicos que en estos momentos llevan varios años sin utilizarse y los cuales, en opinión de la parte demandante, ha perdido una parte importante de su valor económico de reventa por razón de obsolescencia. A tales efectos, habiéndose dictado sentencia declarando con lugar la demanda e imponiéndole a la parte demandada el pago de una deuda ascendiente a $602,060.34, más los intereses que continúan acumulándose hasta el total pago y solvento del principal, y ante el riesgo de no poder hacer efectiva la sentencia, la parte demandante tiene el derecho de solicitar el embargo de propiedades muebles e inmuebles adicionales a las ya prestadas por las partes demandadas para asegurar que en su día la parte demandante pueda obtener el completo pago de la sentencia impuesta por este Honorable Tribunal.

El 7 de marzo de 2014 los peticionarios reiteraron que procedía que el BPPR utilizara el colateral mueble para hacer efectiva la deuda reconocida en la Sentencia en rebeldía de 27 de marzo de 2013, por lo que sostuvieron que cualquier otro bien de los peticionarios no debía formar parte de la orden de embargo del TPI.9

Así...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba