Sentencia de Tribunal Apelativo de 20 de Enero de 2017 - LEXTA20170120-001 - Pueblo De PR v. Luis Figueroa Pagan

Emisor:Tribunal Apelativo
Número de resolución:KLAN201401228
Partes:- Pueblo De PR v. Luis Figueroa Pagan
Tipo de recurso:Apelación
Fecha de Resolución:20 de Enero de 2017
 
EXTRACTO GRATUITO

LEXTA20170120-001 - Pueblo De PR  v.  Luis Figueroa Pagan

Estado Libre Asociado de Puerto Rico

EN EL TRIBUNAL DE APELACIONES

REGIÓN JUDICIAL DE PONCE

PANEL ESPECIAL

PUEBLO DE PUERTO RICO
Apelado
v.
LUIS FIGUEROA PAGÁN
Apelante
KLAN201401228 Apelación procedente del Tribunal de Primera Instancia Sala Superior de Ponce Caso Núm. JVI2008G0056 Por: Asesinato, Ley de Armas

Panel integrado por su presidenta, la Jueza Domínguez Irizarry, la Jueza Lebrón Nieves y el Juez Bonilla Ortiz[1].

SENTENCIA

En San Juan, Puerto Rico, a 20 de enero de 2017.

Compareció ante nosotros Luis Figueroa Pagán para pedirnos revocar el veredicto de un Jurado mediante el cual se le encontró culpable de violación al Art. 106 del Código Penal de Puerto Rico de 2004, infra.

I.

Por hechos ocurridos el 4 de julio de 2008, en Playa Santa, Guánica, los cuales terminaron con la muerte de Joel Pagán Vidro (Joel, la víctima, o el occiso), se presentaron dos acusaciones en contra de Luis Figueroa Pagán. La primera, por violación al Art. 106 del Código Penal de 2004 (33 LPRA Sec. 4737); es decir, asesinato en primer grado. La segunda, por violación al Art. 5.04 de la Ley de Armas (25 LPRA Sec. 458c); esto es, portación de un arma de fuego sin licencia para ello.

El juicio en su fondo se vio ante Jurado, y se extendió a lo largo de tres años, del 2011 al 2014. El Ministerio Público presentó dieciocho (18) testimonios, de los cuales dieciséis declararon en sala[2]. A continuación resaltamos lo más relevante de estos testimonios, en el orden que hace mayor sentido para entender los hechos del caso.

Adán Gabriel Irizarry (Adán) dijo ser amigo de la víctima, a quien conocía como “Pajú”[3]. Según narró, el 4 de julio de 2008, llegó a Playa Santa, en Guánica, alrededor de las 6:00 a.m.

junto a Joel y otros dos amigos[4]. Una vez llegaron se dirigieron hacia un palo que está detrás del edificio de AEELA, pusieron sus cosas ahí, compartieron un rato y luego él y Joel fueron a dar una vuelta hacia el otro lado de la playa[5]. Cuando regresaban a donde estaban sus amigos, Joel se detuvo a hablar con una muchacha, en un área donde había un cilindro en forma de círculo lleno de cemento, y él siguió a donde estaban los otros. Al rato se les unió Joel y se quedaron compartiendo hasta que él le pidió que lo acompañara donde la muchacha[6]. Cuando llegaron al área, además de la muchacha, ahí se encontraban también Katia, Natalie, “Junito”, un muchacho gordito y alto al que nunca había visto, “Kiri” y Gustavo[7]. Identificó a “Kiri” como el acusado presente en sala, e indicó que lo conocía “de vista”

porque los dos solían practicar boxeo en el Coliseo de Yauco, aunque no juntos.

Cuando vio a Kiri, éste estaba ubicado al lado del cilindro[8].

El testigo puntualizó que se suponía que Joel iba a hablar con Natalie y Katie, pero que lo vio hablando con Junito y con el muchacho gordito[9].

Le dijo a Joel que se iba, pero éste le contestó que espere, que ya mismo se iban. Acto seguido, Adán se entretuvo viendo a unas personas que estaban jugando en el agua y, al pasar varios segundos escuchó unos disparos y salió corriendo[10]. Dijo no haber observado quién disparó ni percatarse de dónde provenían los disparos[11]. Destacó que “estaba de espalda en ese momento”[12].

Adán relató que cuando escuchó las detonaciones salió corriendo donde estaban sus amigos, los tres recogieron sus cosas y se fueron[13].

Aseguró no saber dónde se encontraba Kiri en ese momento porque él estaba de espaldas[14]. La Policía lo llamó a su casa como tres días después de los hechos, para que acudiera a la División de Homicidios[15].

Lo entrevistó el Agte. Francisco Báez, a quien le dijo “que no había visto nada”[16]. Luego le dijeron que fuera a Fiscalía, y ahí prestó una declaración jurada[17].

En su declaración jurada[18], Adán había dicho que a Joel le dispararon con una pistola negra[19], y que fue Kiri quien lo mató[20].

Sin embargo, en sala aseguró que lo había dicho “porque en ese momento, bueno, el acusado era él”[21].

Según surge de su declaración jurada, originalmente Adán había dicho lo siguiente:

...Había varias personas ahí, había dos muchachos frente a Joel y uno era Junito y el otro era uno gordo, alto, blanquito. Yo no sé el nombre, ni sé quién es. Estaba al lado del cilindro, detrás del cilindro estaba Natalie, Gustavo y otra muchacha que tenía carro, pero no sé quién es. Un poco más al lado estaba, un poco más al lado de Junito estaba Katia. Joel habló con Junito y el gordo, no vi hablar con Katia en ese momento. Me volteo para esperar que él terminara y me entretengo viendo a una gente que estaba jugando en el agua. Estoy de medio lado y observo a Kiri caminando dos pasos hacia donde estaba Joel. Kiri se retira hacia el lado del cilindro y cuando regresa Joel estaba, a donde estaba Joel, yo me volteo por completo y hacia donde estaba Joel para decirle que me, que me iba. Cuando iba para decírselo pasaron varios segundos y Kiri le apunta con una pistola a Joel y le dispara en la parte izquierda de la cabeza. Y Joel cae en la arena[22].

Cuando se le confrontó con la antedicha narración, la cual hizo el 16 de julio de 2008, Adán explicó que cuando el Agte. Báez lo entrevistó por primera vez, él le dijo que no había visto nada, y que esa era la realidad[23].

Aclaró que lo expuesto en la declaración jurada había sido producto de la presión, porque “nunca había estado en una cosa así”; y, en este sentido, definió presión como la conducta de la fiscal en preguntarle “lo mismo y lo mismo”[24]. Reconoció que había dado dos versiones de los hechos ocurridos, pero recalcó que la que había dado en sala era la cierta, y que era la misma que había dado al agente la primera vez que lo citaron[25].

A preguntas del abogado de defensa, Adán repitió que estando él de espaldas fue que oyó la detonación, y no miró “para atrás”[26]. Dijo que en Fiscalía lo presionaron para que dijera que el acusado había matado a su amigo, que firmó lo que le dijeron[27]. Reiteró que lo que dice la declaración jurada no fue lo que pasó, que él no vio al acusado con un arma en la mano, que no lo vio dándole un tiro a su amigo, y que él no fue quien lo mató[28].

El Agte. Francisco Báez Quiñones (agente Báez) dijo que el 4 de julio de 2008, cuando entró a trabajar a las 8:00 a.m.

le notificaron sobre una persona muerta en Playa Santa, en Guánica, frente al Edificio del ELA[29]. Llegaron al lugar indicado como a las 8:30 – 9:00 am.[30] Encontraron un cadáver en “decúbito lateral derecho”, casi boca abajo[31]. Tenía varios impactos de bala[32].

Según su relato, en la escena había un “manhole”, y cerca de éste ocuparon unas piezas de ropa, entre ellas, un mahón corto con la licencia del acusado[33]. Ese mismo día se hicieron las gestiones para citar a Luis Figueroa Pagán, por ser el dueño del pantalón que encontraron.

El joven llegó al Cuartel de Guánica como a las 4:30 – 5:00 p.m[34].

Además de la ropa del acusado, en la escena encontraron unos zapatos negros y unas chancletas rosa. Los zapatos negros eran de Katia[35]. Las chancletas rosa eran de Natalie Gómez[36].

Como parte de su investigación, el Agte. Báez dijo haber entrevistado a Adán Irizarry, amigo de Joel. Lo entrevistó en dos ocasiones, el 9 y el 14 de julio. En las dos ocasiones estuvo acompañado de su papá[37]. Durante la primera entrevista le dijo que escuchó el tiro cuando estaba de espalda y, según el testigo, también le dijo que temía por su vida, porque conocía “al matador”[38]. En la segunda entrevista, el joven “estaba más tranquilo”, e identificó a Luis Figueroa Pagán, a quien conocía como “Kiri”, como el asesino[39].

El Agte. Báez aseguró que Adán le narró que él y Joel, a quien le decía “Pajú”, estaban dando vueltas por la playa cuando se encontraron con Natalie Gómez y con Katia, una amiga de ésta. Que ellos hablaban con las jóvenes, cuando Luis Figueroa Pagán se le paró al lado a Joel y, con una pistola negra, le hizo un tiro en la cabeza, en la frente; luego el amigo cayó, y ahí el acusado le hizo otro tiro. En ese momento Adán corrió hasta donde estaban sus amigos, les contó lo sucedido y se fueron del lugar[40]. El agente aseguró que, según los resultados de su investigación, Luis A. Pagán Figueroa fue quien mató a Joel Pagán Vidró[41].

En el contrainterrogatorio, reconoció que en un documento, fechado a 9 de julio de 2008, consta que Adán le dijo que estaba de espaldas cuando sucedieron los hechos, que escuchó dos disparos, pero no vio nada[42].

Además, el Juzgador de los hechos tomó conocimiento judicial del caso de Pueblo v. Carmelo Velázquez Colón, 174 DPR 304 (2008) en el que una testigo, la señora Zoé Díaz Colón, aseguró que el agente Báez le había dado declaraciones juradas que aprenderse antes de ir a Fiscalía[43].

Luego, se le cuestionó al agente sobre una querella en su contra, con el número 2011-09-20-00123. El testigo dijo desconocer de lo que hablaba el abogado[44]. La querella en cuestión fue admitida como exhibit #13 de la defensa y, alegadamente, esta trataba de un caso en el que se recuperó una evidencia y él entregó otra[45]. En total, le han radicado doce querellas. Él dijo no recordar la mayoría de éstas[46].

En el redirecto se aclaró que las querellas en su contra se desestimaron y archivaron[47]. La querella 2011-09-20-00123 estaba en proceso de investigación[48].

Natalie Gómez Torres (Natalie) insistió en no recordar nada de lo sucedido, y no poder hablar. La Fiscal le preguntó si no quería testificar por miedo al acusado, y ella aclaró que no, que tenía pruebas de que no se encontraba bien[49].

La joven reconoció haber declarado antes, en vista preliminar, en relación a los hechos. Sin embargo, destacó no poder recordar lo que vio[50].

También reconoció haber dado una declaración jurada el 7 de julio de 2008, pero no quiso verla e insistió en no poder recordar[51]. Dijo no sentirse bien y que no podían obligarla a hablar de algo que no...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA