Sentencia de Tribunal Apelativo de 31 de Agosto de 2018, número de resolución KLAN201601588

EmisorTribunal Apelativo
Número de resoluciónKLAN201601588
Tipo de recursoApelación
Fecha de Resolución31 de Agosto de 2018

LEXTA20180831-112 - Reyes Pagan Pagan v. Soluwise Inc.

Estado Libre Asociado de Puerto Rico

TRIBUNAL DE APELACIONES

REGIÓN JUDICIAL DE SAN JUAN

PANEL ESPECIAL

REYES PAGÁN PAGÁN; BRUNILDA MORENO FELICIANO; ÁNGEL GARCÍA BORRERO; ANTOLÍN DE JESÚS PÉREZ
Apelantes
v.
SOLUWISE INC.; WISE TOWERS, LLC; OFICINA DE GERENCIA DE PERMISOS; CARLOS COLLAZO MALDONADO
Apelados
MUNICIPIO DE JUANA DÍAZ
Parte Interventora
KLAN201601588
Apelación procedente del Tribunal de Primera Instancia, Sala Superior de San Juan Caso Núm. SJ2015CV00257 Sobre: Injunction Preliminar y Permanente, Sentencia Declaratoria

Panel integrado por su presidente, el Juez Vizcarrondo Irizarry, la Jueza Colom García y el Juez Torres Ramírez

Torres Ramírez, Juez Ponente.

SENTENCIA

En San Juan, Puerto Rico, a 31 de agosto de 2018.

Número Identificador

SEN2018__________

">La señora Brunilda Moreno Feliciano, el señor Reyes Pagán Pagán, y el señor Ángel García Borrero (parte apelante), presentaron un recurso de apelación el 2 de noviembre de 2016, en el que impugnaron una Sentencia emitida por el Tribunal de Primera Instancia, Sala de San Juan (el TPI). Mediante esta, el foro primario sostuvo la validez de un permiso de construcción para una torre de telecomunicaciones en el Barrio Sabana Llana, de Juana Díaz. En consecuencia, declaró no ha lugar la demanda incoada por los apelantes.

El 6 de junio de 2017, Soluwise Inc., Wise Towers, LLC y el señor Carlos Collazo Maldonado (parte apelada), presentaron un Alegato en Oposición a Recurso de Apelación.

Para enmarcar y fundamentar nuestra adjudicación en este recurso, procederemos a reseñar el marco fáctico y procesal que dio paso al mismo.

I.

El 23 de septiembre de 2013, Soluwise Inc, comenzó los trámites pertinentes ante la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe), para obtener un permiso de construcción para una torre de telecomunicaciones de 160 pies de altura en la Carretera #510, KM 2.0 del Barrio Sabana Llana de Juana Díaz[1]. Luego de los trámites correspondientes ante la agencia, el permiso de construcción número 2013-175040-PCO-91808 fue expedido por la OGPe el 26 de marzo de 2014.[2]

El 26 de marzo de 2015, un año luego de la expedición del permiso, la señora Maribel Cruz, la señora Brunilda Moreno Feliciano, el señor Reyes Pagán Pagán y el señor Antolín De Jesús Pérez, presentaron una Querella ante la Oficina Regional de la OGPe en Ponce.[3] Allí, solicitaron a la agencia la remoción de la torre de telecomunicaciones construida. Alegaron que la solicitud de permiso de construcción no fue notificada conforme lo exigía el ordenamiento jurídico. Además, indicaron que la torre construida representa un riesgo a la comunidad por su cercanía a las residencias y a una gasolinera.

Adujeron que la torre en controversia estaba localizada a menos de una milla de otra torre de telecomunicación, operada por la empresa IWG, LLC., y que la ubicación simultánea de ambas era innecesaria.

El 26 de junio de 2015, la OGPe emitió un Informe de Inspección.

Mediante este, el inspector a cargo de la investigación determinó que, al momento de realizarla, la construcción estaba conforme al permiso solicitado.

En consecuencia, el Inspector recomendó archivar la Querella.

Posteriormente, el 28 de septiembre de 2015, los apelantes -todos vecinos del Barrio Sabana Llana de Juana Díaz-[4] presentaron ante el TPI una Solicitud de Sentencia Declaratoria e Interdicto en contra de Soluwise Inc, Wise Towers, LLC, la OGPe y el señor Carlos Collazo Maldonado[5].

En síntesis, alegaron que la torre de telecomunicaciones se construyó en contravención a la Ley sobre la Construcción, Instalación y Ubicación de Torres de Telecomunicación, Ley Núm. 89-2000, según enmendada, y en contravención a la política pública de evitar la proliferación de torres de comunicación.

Asimismo, invocaron las facultades del Tribunal de Primera Instancia (TPI) al amparo del Artículo 14.1 y 14.2 de la Ley Núm. 161-2009, según enmendada.

En la demanda incoada, alegaron que Soluwise, Inc. obtuvo un permiso para construir la referida torre, mediante engaño y en violación al debido proceso de ley de los apelantes. Ello porque, (i) Soluwise no era una corporación organizada al amparo de las leyes del Estado Libre Asociado; (ii)

Soluwise certificó mediante declaración jurada que la torre era absolutamente necesaria, y existía una torre de telecomunicaciones a menos de una milla de distancia; (iii) no se notificó a todos los colindantes, a tenor con lo dispuesto en el Artículo 8 de la Ley 89, supra; y porque (iv) Soluwise traspasó ilegalmente la autorización contenida en el permiso de construcción a Wise Towers, Inc, ambas compañías presididas por el señor Carlos Collazo Maldonado. Alegaron, además, que la torre en cuestión constituye un riesgo a la comunidad, por la cercanía a sus residencias y a una gasolinera.

De otra parte, los demandantes adujeron que las cartas de notificación a los colindantes presentadas por Soluwise ante la OGPe no cumplieron con requisitos de contenido establecidos en el Artículo 8 de la Ley Núm. 89, supra. Específicamente, alegaron que Soluwise cometió un error en la ubicación exacta de la torre de comunicación, lo que implicó un error en las advertencias sobre la ubicación de la misma a los residentes del área.[6]

Asimismo, alegaron que las cartas de notificación fueron enviadas en exceso de los diez días dispuestos en la Sección 44.1.8 del Reglamento Conjunto. En la demanda incoada también se alegó que el codemandante y apelante, señor Reyes Pagán Pagán, no fue notificado de la solicitud de permiso de construcción. Esta falta de notificación, según argumentaron, impidió al señor Pagán de participar activamente del procedimiento administrativo ante OGPe.

En fin, los apelantes adujeron que se les violó su debido proceso de ley, lo que tornó nulo el permiso de construcción. En consecuencia, solicitaron la remoción de la torre de telecomunicación. En la alternativa, los apelantes alegaron que, aun si el permiso obtenido fuere válido, la torre estaba en desuso desde la fecha en que fue construida, y además, en estado de abandono.

La parte apelante solicitó la remoción de la torre conforme lo dispuesto en la Sección 44.8.2 del Reglamento Conjunto[7], y a tenor con el Artículo 277 del Código de Enjuiciamiento, sobre estorbo público, 32 LPRA sec. 2761.

El 13 de octubre de 2015, Soluwise presentó una Solicitud de Desestimación de Interdicto y Sentencia Declaratoria.[8] Allí, alegó que era una corporación debidamente registrada en el Departamento de Estado, y acompañó el certificado de registro a esos efectos. Además, indicó que transfirió a Wise Towers, LLC, los activos, pasivos, y todo lo relacionado a la facilidad de telecomunicaciones de Juana Díaz, mediante una Reorganización Corporativa, del 23 de septiembre de 2014. Adujo que la OGPe autorizó el cambio de dueño del permiso de construcción de Soluwise (2013-175040-PCO-91808), a nombre de Wise Towers, LLC. (2014-021436-PCO-42721).

Por su parte, Wise Towers y Carlos Collazo Maldonado presentaron, en esa misma fecha, una Solicitud de Desestimación de Interdicto y Sentencia Declaratoria.

Alegaron que procedía la desestimación de la demanda de interdicto por varios fundamentos. Primero, alegaron que los apelantes no demostraron tener legitimación activa para instar la solicitud de interdicto al amparo de la Ley para la Reforma del Proceso de Permisos de Puerto Rico, Ley Núm. 161-2009, según enmendada. Segundo, indicaron que, una vez la OGPe aprobó el referido permiso, incluyó las advertencias correspondientes que exige nuestro ordenamiento jurídico para recurrir al foro judicial. Dicho término venció sin que la parte apelante presentara oposición alguna. En consecuencia, alegaron que los apelantes presentaron su oposición al proyecto a destiempo, fuera del tiempo provisto para ello.

Por otro lado, alegaron que los demandantes, señor Pagán Pagán, señor García Borrero y señor De Jesús Pérez fueron notificados del proyecto a tenor con lo dispuesto en la Ley Núm. 89-2000, supra. Sin embargo, en cuanto a la codemandante, señora Moreno Feliciano, alegaron que su residencia queda fuera del radio de notificación. Además, aseguraron que la presentación tardía de la demanda constituía una conducta temeraria y de incuria por parte de los apelantes. Recalcaron, de otra parte, que el permiso de construcción impugnado goza de una presunción de corrección y validez.

Entretanto, ante la OGPe de Ponce, la entonces Directora Regional emitió el 21 de octubre de 2015, una Evaluación de Querella e Informe de Irregularidades, mediante la cual recomendó la revocación del permiso de construcción por entender que Soluwise había omitido información para la obtención del permiso. Específicamente, la información relacionada a la ubicación de otra torre de telecomunicaciones a unas 0.70 millas.

Al día siguiente, el 22 de octubre de 2015, la OGPe presentó ante el TPI una Moción de Desestimación. En síntesis, la agencia indicó que procedía la desestimación de la demanda en su contra porque dejaba de exponer hechos que justificaran la concesión de un remedio. La agencia alegó que investigó una querella presentada por los apelantes previo a la presentación de la demanda, y determinó no actuar sobre la misma, al concluir que la torre se construyó

conforme al permiso concedido[9]. Además, adujo que la parte apelante tenía la responsabilidad de probar que las certificaciones de los profesionales (ingenieros) sometidas en la solicitud de permiso de construcción eran contrarias a derecho.

Evaluadas las mociones dispositivas presentadas, el foro primario ordenó a los apelantes a presentar su posición en un término de cinco (5) días.

El 27 de octubre de 2015, el Municipio de Juana Díaz presentó una solicitud para ser parte interventora al amparo de la Regla 21.1 de las de Procedimiento Civil, 32 LPRA Ap. V, R. 21.1.

En cumplimiento con lo ordenado, el 30 de octubre de 2015, la parte apelante presentó...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba