Sentencia de Tribunal Apelativo de 31 de Mayo de 2019, número de resolución KLCE201801519

Emisor:Tribunal Apelativo
Número de resolución:KLCE201801519
Tipo de recurso:Recursos de certiorari
Fecha de Resolución:31 de Mayo de 2019
 
EXTRACTO GRATUITO
LEXTA20190531-043 - Pueblo De PR  v.  Gamalier Colon Morales
Estado Libre Asociado de Puerto Rico
TRIBUNAL DE APELACIONES
PANEL I
PUEBLO DE PUERTO RICO
Recurrido
v.
GAMALIER COLÓN MORALES
Peticionario
KLCE201801519 Certiorari procedente del Tribunal de Primera Instancia, Sala de Guayama Criminal Núm.: GSC2017G0011 GSC2017G0012 Sobre: Art. 401 y 412 Ley Sustancias Controladas
PUEBLO DE PUERTO RICO
Recurrido
v.
DANIEL DÍAZ TORRES
Peticionario
Criminal Núm. GSC2017G0007 Sobre: Art. 404 Ley Sustancias Controladas
PUEBLO DE PUERTO RICO
Recurrido
v.
ANEUDI JOEL LÓPEZ TORRES
Peticionario
Criminal Núm. GSC2017G0009 GSC2017G0010 Sobre: Art. 404 Ley Sustancias Controladas
Panel integrado por su presidente, el Juez Ramírez Nazario, el Juez Candelaria Rosa y el Juez Cancio Bigas Ramírez Nazario, Erik Juan, Juez Ponente RESOLUCIÓN En San Juan, Puerto Rico, a 31 de mayo de 2019. Comparecen el señor Gamalier Colón Morales (señor Colón), el señor Daniel Díaz Torres (señor Díaz) y el señor Aneudi Joel López Torres (señor López) (en conjunto los peticionarios), y nos solicitan que revoquemos una Resolución emitida el 14 de septiembre de 2018, por el Tribunal de Primera Instancia, Sala de Guayama (TPI). Mediante el referido dictamen, el TPI declaró No Ha Lugar la solicitud de supresión de evidencia presentada por los peticionarios. Por los fundamentos que expondremos a continuación, expedimos el auto de certiorari solicitado y revocamos la Resolución recurrida.
I.
El 21 de noviembre de 2016, el Ministerio Público presentó varias denuncias contra los peticionarios. Al señor Colón se le imputó violaciones al artículo 401 de la Ley de Sustancias Controladas. En el caso del señor López se le imputaron violaciones al artículo 401 y 412 de la Ley de Sustancias Controladas. Al señor Díaz se le imputó violaciones al artículo 404 de la Ley de Sustancias Controladas. Celebrada la vista de causa probable para arresto, se encontró causa probable en contra de los peticionarios. Posteriormente, se celebró la vista preliminar en donde se encontró causa probable para acusar por todos los delitos imputados. El 24 de enero de 2017, el Ministerio Público presentó los correspondientes pliegos de acusación contra los peticionarios. Luego de varios trámites procesales, el 3 de mayo de 2017, los peticionarios presentaron una moción de supresión de la evidencia ocupada en el caso. Éstos solicitaron tal supresión de evidencia arguyendo que la misma fue obtenida “mediante una intervención policial sin mediar orden de registro (por lo que se presumía la ilegalidad de dicha intervención), que el agente del orden público realizó el arresto del compareciente, y su registro, sin tener motivos fundados para así hacerlo, que tuvo como consecuencia un registro ilegal e irrazonable.”[1] A raíz de ello, el 13 de septiembre de 2018, se celebró la vista sobre supresión de evidencia. Allí, el Ministerio Público presentó el testimonio del Agente Arnaldo Luna Burgos (Agte. Luna). Éste testificó que el 16 de noviembre de 2016, recibió una confidencia de que, en la Barriada Borinquén en el Municipio de Guayama, entre las calles Laporte Final, Gatty Norte y Vicente Pales, había unos individuos vendiendo drogas y que había niños en el área.[2] El agente explicó que se dirigió hacia la calle Laporte Final a realizar una vigilancia y se ubicó en un lugar estratégico desde donde tenía visibilidad hacia la calle Gatty Norte.[3] El agente explicó que, desde su ubicación, vio a tres individuos en la calle Laporte Final, que estaban frente a unas residencias cerca de un badén. [4] Además, indicó que la residencia más cercana a los individuos estaba abandonada. Indicó que estos hablaban entre sí, pero no podía escuchar lo que se decían.[5] Dicho agente declaró que el señor Colón se encontraba sentado sobre un balde plástico color blanco y sobre los hombros tenía un bulto color azul con dibujos de “Spiderman”. Éste explicó que el señor Díaz, “si no me equivoco”, se encontraba de pie y el señor López se encontraba en cuclillas a mano derecha del señor Colón.[6] Testificó además que, pasado un tiempo, observó que un cuarto individuo se acercó en una bicicleta roja y lo describió como un hombre de tez negra, con un sweater negro y gorra negra. Indicó que este cuarto individuo tenía una bolsa de supermercado en el lado izquierdo, pero no podía observar qué había en su interior.[7] El Agte. Luna, entonces, escuchó al señor Colón decir “que se había acabado el material” y que “viniera luego en lo que preparan la mesa”. Indicó que, a su entender, las expresiones del señor Colón significaban que “van a preparar la sustancia, sea cocaína o sea crack, en envases plásticos, en bolsitas plásticas”. Posterior a ello, el Agte. Luna declaró que el cuarto individuo se marchó del lugar.[8] Luego, el agente mencionó que el señor Colón “se coloca el bulto que tenía en su… en su… sobre sus hombros entre sus piernas. Sobre sus piernas.” “Del mismo, con su mano izquierda abre el mismo y con esa misma mano, con la izquierda, saca una bolsa plástica transparente con un polvo blanco, que por mi experiencia de agente de drogas sé que se trata de… la sustancia cocaína.”[9] Al solicitársele que describiera la bolsa indicó que era una bolsa plástica transparente de 6x6 aproximadamente. Además, testificó que los otros dos individuos se encontraban en el lugar cuando el señor Colón indicó que iba a preparar el material y “que había material para todo Guayama”. Indicó que luego de esto el señor Colón colocó la bolsa dentro del bulto, lo cerró y que en ese momento se lo entregó al señor López quien dijo que iba a preparar el material para sacar el “ticket” temprano.[10] Luego de lo observado, el Agte. Luna mencionó que le indicó por radio a sus compañeros que había observado una transacción de sustancias controladas, les describió a los individuos y luego de esto se dirigió a la división de drogas. Declaró que la transacción consistía en que “había observado la bolsa plástica con un polvo blanco y el mismo lo…Gamalier lo…la colocó en el interior del bulto y se la hizo entrega a … a Aneudi.” Finalmente, el agente indicó que el motivo fundado que dio paso a su intervención fue que el señor Colón sacó la bolsa del bulto, la volvió a introducir en el mismo y le entregó el bulto al señor López. No obstante, reconoció que no observó ningún intercambio de dinero.[11] Indicó que luego de aguardar “un tiempo”, observó “cuando Gamalier se levanta del balde donde se encontraba sentado” y “observando en dirección hacia el… a la Laporte Final y escuchó cuando éste dice que venían… unos vehículos que estaban raros, que parecían de policías.” Ahí, nuevamente por radio, “les indicó a los muchachos que avanzaran, que se estaban dando cuenta de que eran ellos.” Luego de eso, abandonó el lugar donde se encontraba, “sin ser detectado”.[12] En cuanto al lugar y distancia desde donde el Agte. Luna observó la alegada actividad delictiva, el Juez que presidio la vista no permitió preguntas. El Agte. Luna solo llego a declarar “que no estaba en un vehículo”. Esto, debido a que el Fiscal presentó una objeción alegando que las técnicas que utiliza la policía para investigar, como el punto estratégico, la forma y métodos, no se pueden revelar y fue declarada con lugar. Por tanto, el Agte. Luna nada declaró sobre el lugar donde estaba ubicado y si tenía derecho a estar ahí.[13] Luego de esto, en la División de Drogas, señaló a los peticionarios, ya bajo arresto, como los que había observado realizando la transacción de sustancias controladas. Igualmente, identificó el bulto que había observado.[14] Finalizada la vista de supresión, el 14 de septiembre de 2018, el TPI declaró No Ha Lugar la moción presentada por los peticionarios. El foro de instancia determinó que el testimonio del Agte. Luna era “bastante específico y con abundancia de detalles”. A su vez, el foro primario indicó que las contradicciones expuestas durante el contrainterrogatorio eran mínimas y no constitutivas de un testimonio estereotipado. Así las cosas, el 25 de septiembre de 2018, los peticionarios presentaron dos solicitudes de reconsideración. El 28 de septiembre de 2018, el TPI declaró no ha lugar las solicitudes de reconsideración. Dicho foro indicó, nuevamente, que el testimonio del Agte. Luna no era estereotipado. Además, el foro recurrido indicó que “no era necesario el testimonio de los agentes que llevaron a cabo los arrestos ya que lo que se estaba atacando era el testimonio del Agte. Luna (si era o no testimonio estereotipado) y los motivos fundados que este adquirió de sus observaciones”. No conforme, los peticionarios acuden ante este Tribunal de Apelaciones y nos plantean los siguientes señalamientos de error: Incidió el Tribunal de Primera Instancia de Puerto Rico, Sala Superior de Guayama, al no permitir que el agente que alegó haber realizado una vigilancia expresara el lugar específico desde el cual realizó la misma, violentándole de esa forma a la Defensa el derecho constitucional a la confrontación y coartándole de ese modo el derecho a contrainterrogar a los testigos de cargo. Incidió el Tribunal de Primera Instancia de Puerto Rico, Sala Superior de Guayama, al declarar no ha lugar la solicitud de supresión de evidencia presentada, a pesar de que el registro efectuado en el caso de autos fue uno totalmente ilegal, sin antes obtener una orden de registro, y sin cumplir con ninguna de las normativas de excepción en Puerto Rico. Incidió el Tribunal de Primera Instancia de Puerto Rico, Sala Superior de Guayama, al declarar no ha lugar la solicitud de supresión de evidencia presentada, a pesar de que la prueba del Ministerio Fiscal estuvo basada en el testimonio estereotipado del agente del orden público. Incidió el Tribunal de Primera Instancia de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA