A manos llenas las unidades antifraude

Profesionales de la salud, comerciantes, empleados federales y hasta miembros de la milicia en Puerto Rico cayeron en el timo de $9.4 millones que la semana pasada destaparon las autoridades federales, según fuentes de El Nuevo Día.Empero, según la Unidad de Robo a Bancos de la Policía de Puerto Rico, la treta bajo la empresa fatula The Republic Group -según ha alegado la Comisión de Bolsas y Valores (SEC, en inglés)- es solo uno de muchos ardides en Puerto Rico y que ahora pasan por desapercibido ante los múltiples intentos de fraude al Programa de Asistencia de Desempleo por la Pandemia (PUA, en inglés).De acuerdo con el agente Carlos Fernández, quien lleva al menos 12 años dedicado a la investigación de estas artimañas, solo en el mes de agosto, la Policía ha realizado sobre 60 arrestos en sucursales bancarias cuando los supuestos perpetradores de fraude al PUA intentan cambiar el cheque del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH).Tales arrestos han resultado en la recuperación de sobre $300,000 en cheques del PUA antes de que hayan sido cambiados. Esa cifra se agrega a la entrega voluntaria de cientos de cheques que se ha dado en el DTRH, agregó Fernández.En ciertos casos, la persona a sabiendas, ha presentado información falsa, explicó Fernández.Fraude a otro nivelPero en otros casos, dijo Fernández, lo encontrado por las autoridades apunta a crimen de cuello blanco, a crimen organizado.Fernández explicó que un grupo interagencial que incluye la Policía, los departamentos de Hacienda, Justicia, el DTRH y autoridades federales colaboran para impedir que se abuse del programa diseñado para auxiliar a quienes han resultado afectados por la pandemia.Al presente, la cuantía de algunas de las reclamaciones fraudulentas al PUA ha propiciado que el grupo interagencial comience a dirimir si algunos de los casos serán procesados a nivel federal, explicó el agente."Esto es un crimen cometido por personas intelectuales que se dedican a ese tipo de esquema. Esto no es alguien con una laptop, son personas conocedoras de finanzas, de transacciones, de la bolsa de valores", explicó Fernández.De acuerdo con Fernández, en varios de los casos identificados, las autoridades se han topado con "un package", donde la persona asume una identidad falsa y como tal, reciben identificaciones y documentaciones falsas para completar la reclamación del PUA.Quien prepara "el package", dijo Fernández, cobra una comisión que puede rondar $500, mientras hay...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba