Marcado impacto en la zona rural

 
EXTRACTO GRATUITO

Los cambios demográficos por los que atraviesa Puerto Rico -donde la matrícula en el sistema de educación pública se redujo en un 44% de 2006 a 2018 y 21% en el sistema de escuelas privadas de 2009 a 2017- requieren de un plan maestro para atender las necesidades de los niños, concluyó un estudio del Centro de Estudios Puertorriqueños del Hunter College, con sede en Nueva York.De acuerdo a los datos demográficos de la isla, los niños y jóvenes menores de 19 años componen los grupos poblacionales que más se han reducido desde 2009. Ante esto, una de las principales acciones del gobierno ha sido ordenar el cierre de escuelas públicas, señaló el director del Centro de Estudios Puertorriqueños, Edwin Meléndez."Mayormente, las escuelas elementales y las que son elementales e intermedias son las que se han estado cerrando en el centro de la isla. Eso tiene un impacto importante en la educación del país", sostuvo Meléndez.El cierre de escuelas públicas, al finalizar el año escolar 2017-2018 impactó, desproporcionalmente, a las zonas rurales de la isla, sectores donde típicamente la población vive bajo nivel de pobreza y carece de los recursos para desplazarse a las áreas urbanas a las que ha sido reubicada la población estudiantil, destacó el informe "Population Decline and School Closure en Puerto Rico", que se dio a conocer ayer.Meléndez explicó que el informe tomó en cuenta el cierre de 265 escuelas al finalizar el año escolar 2017-2018. Entre estos, el 65% de los planteles estaba ubicado en zonas rurales, mientras que el 35% estaban en zonas urbanas.En el 2006, las escuelas públicas tenían 544,138 estudiantes, mientras que para el 2018 se redujo a 306,652...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA