Matos Matos V. Junta Examinadora, 2005 J.T.S. 143

Autor:Dra. Ruth E. Ortega Vélez
Páginas:35-38
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 35

Regulación de la ingeniería y la agrimensura.

Hechos: Román Matos Matos obtuvo su bachillerato en ingeniería civil en la Universidad Politécnica de Puerto Rico. Aprobó el examen de reválida en su parte fundamental; fracasó en la parte profesional del mismo. En abril de 1989, la Junta Examinadora de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores emitió certificación, mediante la cual se clasificó al señor Matos como “ingeniero en entrenamiento”, conforme a la Ley de la Junta Examinadora de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores, Ley Núm. 173-1988. Obtuvo su inscripción en el Departamento de Estado como ingeniero en entrenamiento.

El 7 de julio de 1989, Matos solicitó admisión al Registro Permanente de Ingenieros Autorizados para la Práctica de la Agrimensura, registro que incluye todos los ingenieros capacitados para ejercer la agrimensura, según los requisitos de las disposiciones transitorias de la Ley 173. En su solicitud, Matos se limitó a indicar sus señas personales, la referencia a su número de licencia, y a hacer constar los cursos aprobados que lo cualificaban a practicar la agrimensura. La

Page 36

solicitud fue acompañada con la transcripción de créditos acreditativa de que había tomado los cursos requeridos. El 6 de junio de 1990, la Junta le notificó al señor Matos un permiso provisional que lo facultó a ejercer la práctica de la agrimensura. Se le indicó en esta comunicación que la certificación oficial estaba sujeta a la revisión y aprobación final por la Junta Examinadora de su solicitud. No fue hasta noviembre del año 1995, que el Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico se percató de la irregularidad del permiso provisional concedido. El C.I.A.P.R. cuestionó a la Junta sobre el procedimiento utilizado mediante el cual se autorizó provisionalmente a un ingeniero en entrenamiento a practicar la agrimensura, cuando la Ley solamente permite la inclusión en el Registro Permanente a los ingenieros licenciados.

No obstante haber impugnado el permiso concedido, el mismo mes de noviembre de 1995, el C.I.A.P.R. emitió una certificación acreditando que el peticionario, además de ser ingeniero en entrenamiento, estaba autorizado a ejercer la agrimensura. A los mismos efectos se expresó la Junta en correspondencia de abril de 1996. Cabe destacar que durante todo este tiempo el señor Matos había acudido, en repetidas ocasiones, al C.I.A.P.R. solicitando orientación sobre cómo debía presentar sus credenciales.

En junio de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA