Modifican leyes de seguro en beneficio del asegurado

 
EXTRACTO GRATUITO

Pocos consumidores conocen que ahora cuentan con una mayor protección de las leyes en caso de que las aseguradoras no les paguen en el tiempo reglamentario la reclamación de daños sometida, y que ese beneficio no conllevará un costo adicional para sus bolsillos.En entrevista con El Nuevo Día, los abogados Osvaldo Carlo y Amber Mostyn, quienes representan a decenas de asegurados, indicaron que todavía queda mucha gente pendiente de que las compañías de seguro les paguen las reclamaciones, y hay otros que recibieron una cantidad muy por debajo a lo que reclamaron."La gente tiene miedo a demandar a las aseguradoras, en parte, porque los procesos legales cuestan mucho dinero", indicó Mostyn, socia del bufete Mostyn Law en Texas, que se especializa en litigar contra las aseguradoras y quien se asoció en Puerto Rico con el bufete de Carlo.La experta en seguros expresó que el Código de Seguros tiene ahora más "dientes" para proteger al consumidor. Se refería a que, si la aseguradora no paga la reclamación en los 90 días reglamentarios, el asegurado podrá radicar una notificación detallada, tanto a la aseguradora como en la Oficina del Comisionado de Seguros (OCS), y preferiblemente mediante un abogado versado en el tema, en la que detalle las violaciones al Código de Seguros que cometió la aseguradora.Explicó que esa notificación le da a la compañía de seguros unos 60 días adicionales para resolver la reclamación, o de lo contrario, sabe que va a ser demandada y enfrentará la responsabilidad por el pago de honorarios y costos de abogado."Si una reclamación no es resuelta a tiempo dentro de los 90 días luego de que es sometida a la compañía de seguros, el asegurado debe contratar un abogado inmediatamente y beneficiarse de los remedios que provee la ley", señaló por su parte, Carlo. El asegurado no tendrá que pagar por la radicación de la demanda contra la aseguradora, agregó.Esta disposición, de ser utilizada adecuadamente, podría servir como disuasivo para que las aseguradoras resuelvan con prontitud las reclamaciones, según los entrevistados. Hasta ahora, las compañías han utilizado la dilación y su poder económico para negociar contra sus propios clientes, en particular cuando ocurre una catástrofe y reciben miles de reclamaciones.Carlo señaló que se están creando salas especializadas en los tribunales para atender las reclamaciones de seguros, lo que contribuirá también a agilizar los casos. Aunque cada caso es distinto, todos tienen muchas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA