Oficinas en condiciones precarias

 
EXTRACTO GRATUITO

A más de año y medio del huracán María, decenas de empleados del Departamento de la Familia aún trabajan en vagones, en áreas que dificultan el acceso al público, ponen en riesgo la salud y seguridad de los empleados, y pudieran incumplir con los protocolos de confidencialidad.Esta agencia, que atiende un público de más de un millón de participantes, enfrentó daños en 52 de las propiedades donde se ubican sus oficinas. La mitad de ellas permanecen sin reparar por completo y tampoco han sido reemplazadas por otra estructura, según datos de la entidad pública analizados por El Nuevo Día."Tengo que reconocer a los empleados de la agencia. Estoy consciente de las condiciones en que han estado laborando. A pesar de eso, han dado más del 100% porque tienen una vocación de servicio... Me consta las situaciones que han estado pasando", afirmó la secretaria de la Familia, Glorimar Andújar.La situación de estos trabajadores refleja la recuperación lenta a la que han estado sometidos los edificios públicos, muchos de los cuales confrontaban problemas de infraestructura debido a un presupuesto de mantenimiento limitado para cerca de 500 propiedades. De las 52 estructuras donde opera el Departamento de la Familia, una pertenece a esa agencia, 17 son de la Autoridad de Edificios Públicos (AEP) y el resto son propiedades privadas.La AEP reclamó daños en 248 de sus inmuebles, informó su director ejecutivo, Josean Nazario.De alrededor de $175 millones en reclamaciones, la AEP solo ha recibido desembolsos por $30 millones, lo que representa menos de una quinta parte. De esa cantidad, $25 millones fueron pagados por compañías aseguradoras y $5 millones, por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés).En tanto, el Departamento de la Familia solo ha recibido $400,000 de los $30.5 millones reclamados en daños, según la secretaria.Las autoridades atribuyeron los retrasos en las reparaciones a la falta de desembolsos, así como al tiempo que demora la subasta e importación del equipo.Datos recopilados por el Comité de Salud y Seguridad del sindicato Servidores Públicos Unidos arrojaron que ocho de las 52 propiedades fueron pérdida total. Están localizadas en Corozal, Maunabo, Naguabo, Loíza, Juncos, Orocovis, San Lorenzo y la región de Arecibo de la Administración para el Sustento de Menores (Asume).El director de la AEP indicó que dos de estos inmuebles no ameritan ser reparados porque el costo de los trabajos superaría el valor de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA