Pichi Voleo en otro nivel

Por Fernando Ribas Reyes

fribas@elnuevodia.com

Conoció el voleibol en Lares en el 1981 en juegos entre guerrillas y hoy día es uno de los que más conoce el mundo del voleibol en Puerto Rico.

Conoció el juego con Che Torres, Julio Morales e Iván Jiménez, tres representantes del voleibol en Lares. Eso fue en el 1981, a la llegada de los Pagán Moreno a la Ciudad del Grito desde Santuce.

"Mi primer juego fue San Sebastián en Lares en la vieja cancha. Lares ganó en cinco sets en uno de esos juegos que duraban tres horas y pico", recordó.

Con el exdirigente y apoderado Jiménez, Pagán Moreno fue estadístico y segundo asistente, además de que comenzó a conocer el mundo administrativo acompañando a Jiménez a la reuniones ligueras. Eso fue en las temporadas del 1993 y 1994.

De esa manera conoció al entonces presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol, Luis 'Lulo' Mendoza, con quien comenzó a trabajar también como director de prensa de la Confederación Norceca, la que el licenciado Mendoza también presidía.

Y desde el 1996 comenzó a viajar con tarjeta de viajero frecuente para atender a la prensa de los distintos torneos de la Confederación que reúne los países de Norte, Centroamérica y el Caribe.

"Eso se lo debo a Lulo. Con el licenciado fue que se dieron los viajes", dijo.

Algunas aventuras de viajero se las debe a otras personas.

"Me han parado dos veces, una vez en Dominicana al ver el nombre", dijo sobre la confusión con el nombre Humberto Pagán Hernández, el activista de la UPR en los 80.

Al mismo tiempo, el estudiante de bachillerato de Mercadeo y Comunicaciones en la Católica de Arecibo, primero, y luego en Sagrado Corazón fungía como reportero en cancha de voleibol. Trabajó para El Nuevo Día, Primera Hora, Claridad y El Vocero. En este último se convirtió en Pichi Voleo, el nombre con que firmaba su columna de pronósticos del voleibol Superior. También trabajó en las transmisiones de radio de Lares y otros equipos con las puertas que le abrió el narrador Luis Aymat.

Los viajes comenzaron a extenderse en millas largas. Bahréin, Japón, Europa, Tailandia, Argentina, Brasil, América entera, incluyendo todo el Caribe, claro está, fueron algunos de sus destinos.

También comenzaron a crecer las responsabilidades. El segundo presidente de la FPV para el que trabajó, Carlos Beltrán, lo nombró director de Asuntos Internacionales ante la creciente participación internacional de las selecciones nacionales y de sus jugadores.

Pagán Moreno...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba