Plantas incineradoras y municipios

Teodoro Quiñones Muñiz

Moca

En la mayoría de los casos estos proyectos atentan contra el medio ambiente. Se valen de Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA) alteradas y/o falseadas para lograrlo. Todo ello valiéndose de una Junta de Calidad Ambiental inoperante y politizada y de un Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, igualmente politizado, y sin poderes ni recursos económicos disponibles para llevar a cabo la labor que le corresponde.

Así han logrado reclasificar terrenos agrícolas como los de la extinta Central Coloso para reclasificarlos como industrial avanzado y terrenos urbanizables.

No me extraña que los terrenos donde se pretende construir las plantas incineradoras de Arecibo y Barceloneta sean terrenos agrícolas reclasificados. Tampoco es de extrañar que existan en ellos mogotes, fauna y flora en peligro de extinción, corrientes de aguas y acuíferos que puedan recibir daño permanente e irreparable.

Compete a los ciudadanos de esos pueblos combatir estos procesos y detener todos los...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba