PPD diseña propuesta de reestructuración

RESUMEN

Si hay un asunto en que el gobierno de Ricardo Rosselló Nevares y funcionarios de la oposición están de acuerdo es que, ante los embates de la crisis fiscal, urge identificar un nuevo modelo que permita a los municipios continuar operando.

 
EXTRACTO GRATUITO

Si hay un asunto en que el gobierno de Ricardo Rosselló Nevares y funcionarios de la oposición están de acuerdo es que, ante los embates de la crisis fiscal, urge identificar un nuevo modelo que permita a los municipios continuar operando.

La pregunta que no ha hallado respuesta aún es cómo lo harán.

Para el representante Rafael “Tatito” Hernández Montañez, portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) en la Cámara de Representantes, la solución está en el desarrollo de gobiernos intermedios que operen a nivel regional, y que aglutinen deberes y obligaciones del gobierno central y de los municipios en “servicios puntuales”.

La estructura propuesta, que se discute actualmente en el seno del PPD, fue compartida con Rosselló Nevares la semana pasada, en un encuentro en La Fortaleza.

Al describir la iniciativa, Hernández Montañez dijo a El Nuevo Día que se basa en el sistema de Estados Unidos, en el que las municipalidades están organizadas administrativamente en condados o “counties”. Advirtió que ninguna región se definiría por criterios electorales o políticos y que se respetarían los límites geográficos de los pueblos.

“El objetivo no es eliminar municipios, es crear un gobierno intermedio… Se legislan normas y reglas, pero son los pueblos, mediante mecanismos de consulta los que determinan aprobar ese modelo. El estado va a ceder poderes, pero los municipios van a ceder hacia arriba también algunas competencias”, enfatizó.

Mencionó que esta nueva capa gubernamental podría encargarse de asuntos como la seguridad, la educación, servicios de salud y el manejo de desperdicios sólidos.

Recalcó, además, que cada región deberá tener autosuficiencia financiera, y tanto el aparato central como los municipios, tendrían que ceder parte de los impuestos que recolectan.

En medio de la grave situación fiscal y de las medidas de austeridad que ha impuesto la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), Hernández Montañez rechazó que la legislación que trabaja suponga una carga mayor al erario, pues argumentó que tanto los gobiernos municipales como el Ejecutivo reducirían su tamaño y recortarían gastos.

“El municipio va a quedar un poco más reducido en su gobierno y competencia, y el gobierno (central) va a reducir su competencia”, subrayó.

Hernández Montañez trabaja la iniciativa junto al secretario general...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA