En pro de los sordos

 

Por Ivelisse Rivera Quiñones

ivelisse.rivera@gfrmedia.com

La primera medida es la Resolución Conjunta 376, que propone que se realice un censo de la comunidad para establecer estadísticas oficiales de la población sorda, algo que al momento no existe.

Según Jorge Quiñones, presidente de la Fundación Enseñas, este renglón particular es sumamente necesario, primero para conocer el número real de la población; y segundo para tener una estadística oficial que ayude en la obtención de ayudas para la comunidad.

"El proyecto del censo es de vital importancia para la comunidad sorda, e impedida en general, porque nos permite conocer con datos y estadísticas reales cuantos sordos tenemos y cuáles son sus necesidades", dijo Quiñones, cuya madre es sorda.

"Cuando solicitamos fondos federales, no pasamos de primera base porque no tenemos estadísticas que sustenten una propuesta federal", agregó el joven quien es intérprete. Para Quiñones, los adelantos que se buscan con los proyectos son una "cuestión de dignidad".

Otras medidas presentadas fueron los proyectos 1422 y 1423. El primero pretende establecer como requisito de graduación un curso básico de lenguaje de señas a los candidatos a licenciarse como enfermeros y el 1423, por su parte, declara la última semana de septiembre como la Semana de la Concienciación de la Comunidad Sorda y el 28 de septiembre como el Día del Sordo en Puerto Rico.

"En cuanto a los cursos de lenguaje es un excelente comienzo. La realidad es que un curso básico no te da la oportunidad de tener una conversación fluida, porque ustedes no creen que en 32 horas se puede aprender...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba